Fútbol

Procesan a Luna, Sergi Enrich y Silvestre por difusión del vídeo sexual

Luna, en su etapa como jugador del Eibar. / Félix Morquecho
Luna, en su etapa como jugador del Eibar. / Félix Morquecho

El ahora futbolista del Levante y sus excompañeros del Eibar pueden enfrentarse a penas de entre dos y cinco años de prisión

A. LERATESan Sebastián

El futbolista Sergi Enrich y los antiguos jugadores del Eibar Eddy Silvestre y Antonio Luna, que ahora juega en el Levante UD, han sido procesados por su presunta implicación en la grabación y difusión en las redes sociales de un vídeo de contenido sexual sin el conocimiento ni autorización de la joven con la que se hallaban. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Eibar concluye que existen «indicios» de que la actuación de los encausados es, en apariencia, constitutiva de un delito contra la intimidad. La autoridad judicial considera que dos de los encausados y entonces jugadores del Eibar, Enrich y Luna, actuaron de común acuerdo para grabar las relaciones sexuales que mantenían con la mujer. Los investigados pueden enfrentarse a penas de entre dos y cinco años de prisión, según indican fuentes jurídicas.

La juez de Eibar da por concluida la investigación que ha realizado en el último año y medio. Se trata de una resolución que da por terminada la fase de instrucción y abre la puerta a que las partes soliciten la apertura de juicio oral y hagan sus escritos de calificación.

Las imágenes de contenido sexual fueron obtenidas en abril de 2016. Fueron grabadas por Luna con el móvil de Sergi Enrich. El vídeo identifica a los futbolistas, que entonces jugaban en el Eibar, así como a la joven que estaba con ellos y que, de acuerdo al auto de procesamiento, en ningún momento dio su consentimiento para se grabaran las relaciones sexuales que mantenían y, además, según destaca asimismo la juez, desconocía siquiera que se estuviera captando imágenes. Incluso detalla la resolución que cuando en un momento dado la joven se percató de que Luna cogía un teléfono móvil, le instó a que no grabara.

Una de las personas que recibió el vídeo fue el también investigado Eddy Silvestre, que entonces jugaba en el Cádiz, si bien la temporada anterior había militado también en el Eibar. El auto judicial considera que Silvestre, siendo conocedor de las circunstancias en las que habían obtenido las imágenes, -sin que la chica lo supiera ni lo hubiese permitido- las difundió masivamente hasta que llegaron a hacerse virales.

Fotos

Vídeos