La última jugada maestra de Mendes

Peter Lim, en el centro de la imagen, con Mendes a su izquierda viendo la final de la Champions de 2014. / lp
Peter Lim, en el centro de la imagen, con Mendes a su izquierda viendo la final de la Champions de 2014. / lp

El agente llevó a Lopetegui al Oporto y ahora, al Real Madrid. El ya exseleccionador sonó en 2016 para el Valencia, que tiene en plantilla a Cancelo, Garay y Guedes, representados por el portugués

T. CALERO

Jorge Mendes lo ha vuelto a hacer. A tan sólo unos días del arranque del Mundial de Rusia, el representante negoció con el Real Madrid para que el seleccionador español asumiera el cargo que dejaba libre, por sorpresa, Zinedine Zidane. Con el anuncio del fichaje de Lopetegui, el conjunto blanco quebraba la armonía de la concentración en Krasnodar provocando un terremoto sin precedentes: España se quedaba sin entrenador a 48 horas de debutar contra Rusia. Mendes no hizo sino mover los hilos para convertir en posible la idea de Florentino Pérez. En realidad, los últimos años del representante portugués no se entienden sin el cuño de la entidad madridista. Cristiano Ronaldo, Mourinho, James Rodríguez, Pepe, Coentrao, Di María, Marcelo o Carvalho son sólo algunos de los actores de Gestifute que han vestido la camiseta blanca.

La relevancia de Jorge Mendes en el mundo del fútbol está fuera de toda duda y se ha hecho patente una vez más con el escándalo que salpica a la selección española. Desde que Mendes abriera sucursal apostando por Nuno Espírito Santo -su primer cliente-, el poder del agente en el mercado ha ido aumentando hasta el punto de convertirse en un personaje clave del fútbol continental. En España Mendes no sólo se centró en el Real Madrid, puesto que sus entrenadores y jugadores fueron moviéndose por el Deportivo, el Barça, el Atlético y el Valencia por citar los casos más claros.

En el club de Mestalla el influjo de Mendes llegó a contar de tal forma que el valencianismo alzó la voz de alarma muchas operaciones después. El agente, socio de Peter Lim, fue el hombre que trajo a Nuno -que sólo había entrenado al Río Ave- a Valencia. A Juan Antonio Pizzi le dijeron «te ha tocado» y el argentino salió porque Nuno debía ocupar el banquillo blanquinegro sí o sí. Del binomio Peter Lim-Jorge Mendes se dio un aterrizaje masivo en el verano de 2014. Al Valencia llegaron André Gomes, Rodrigo, Cancelo, Yoel Rodríguez y Filipe Augusto. El representante luso también echó un cable para que Enzo Pérez dejara el Benfica (por 25 millones) para firmar por el Valencia durante el mercado de invierno de ese curso.

Cristiano, la estrella de Mendes, cedió el 50% de sus derechos de imagen a Peter Lim. Nuno, Abdennour, André, Santos o Mangala llegaron a Mestalla a través del agente

El equipo funcionó a las mil maravillas hasta llegar a la Champions, pero el peso de Mendes en la toma de decisiones del club de Mestalla empezaba a causar cierto recelo. Para la 2015-2016 siguieron aterrizando piezas de la factoría Mendes como Danilo Barbosa, Santi Mina, Aderllan Santos y Abdennour. Mendes mantenía su estrecha relación con Lim pese a la controvertida salida de Nuno unos meses atrás. A lo largo de ese verano, sonó Lopetegui -a quien el agente llevó al Oporto- para entrenar al Valencia, pero Layhoon y García Pitarch declinaron el voto a favor de Ayestarán, técnico que había amarrado la permanencia.

Los fiascos de Santos, Abdennour o Danilo escocían demasiado y el goteo disminuyó. De hecho, Mendes 'salvó' la nueva temporada desbloqueando los fichajes de Ezequiel Garay y Eliaquim Mangala a última hora. En este último curso, ya con Mateo Alemany y Marcelino al frente de las operaciones, el Valencia incorporó a dos jugadores de la agenda del representante, Andreas Pereira y Gonçalo Guedes.

Este verano el número de teléfono de Mendes sigue sonando en clave valencianista puesto que dirige a Cancelo, cuya venta es clave para la estabilidad económica de la entidad o el propio Guedes, hasta el 30 de junio con contrato en Mestalla y quien sabe si más allá, porque el Valencia peleará por amarrar al extremo portugués vía traspaso o bien por medio de una cesión. En cualquier caso se mantiene la relación entre Mendes y Lim porque Ronaldo, jugador franquicia del agente, vendió el 50% de sus derechos de imagen al dueño del Valencia -a través de Mint Media-, a quien ha ido a visitar a Singapur en más de una ocasión. El movimiento de Lopetegui demuestra que Mendes sigue fuerte en el mercado pese a los problemas fiscales que han sufrido él y varios de sus representados.

Más

Fotos

Vídeos