Mundial 2018

Rusia 2018

PÁNICO AL PRIMER PARTIDO

Este encuentro suele ser el más complicado. Perder te deja con la soga al cuello, salen las urgencias y la necesidad de ganar el segundo

La selección rusa se ejercita en el estadio Luzhniki, sede del encuentro inaugural./Efe
La selección rusa se ejercita en el estadio Luzhniki, sede del encuentro inaugural. / Efe
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Hoy se inicia el Mundial. Cuatro años esperando este día, tiempo mas que suficiente para que las selecciones se hayan regenerado y todos vayan con expectativas renovadas. Como siempre serán los locales los que inicien el campeonato. Rusia jugará el partido inaugural frente a Arabia Saudí. Los rusos tienen la presión de ser el equipo local; sus rivales, la oportunidad de dar la primera sorpresa y dejar a los organizadores tocados desde el primer día.

El mundo entero estará pendiente del inicio de este encuentro. El pitido inicial del árbitro, señalando el comienzo del Mundial, será escuchado en prácticamente todos los países del mundo. Pero no solo el duelo inaugural es lo atrae la atención. Tenemos un ejemplo muy cercano. En menos de 24 horas, España ha pasado de la tranquilidad más absoluta a la situación más rocambolesca que se ha vivido en el mundo del fútbol a dos días de su debut. Tiempo habrá de profundizar en ello, pero un apunte: a buen seguro que el fútbol será el que haga el mejor resumen de la situación, el fútbol será quien ponga a cada uno en su sitio.

Un Mundial es especial para todas las selecciones, pero sobre todo para la del país organizador. Rusia no llega en uno de sus mejores momentos futbolísticos. Aunque lleve tiempo preparando esta cita, sus últimos partidos nos dejan muchas dudas sobre sus posibilidades, incluso para poder superar la primera fase de grupos. Por eso este partido les va a marcar mucho. Enseguida veremos si tienen más miedo al fracaso o, por el contrario, se contagian del fervor de sus aficionados y pretenden ser un equipo que dé miedo encontrárselo por el camino.

El viernes se enfrentarán las otras dos selecciones de este grupo. Uruguay, quizá una de las tapadas del campeonato, jugará frente a la selección egipcia de Mohamed Salah. Con los centrales del Atlético de Madrid, Godín y Giménez, como jefes del eje central de la defensa y Luis Suárez y Cavanni formando un ataque potente y goleador, no hay que descartar a Uruguay en las quinielas incluso para ganar el campeonato.

Parece que el 'Rey Faraón Salah' no podrá jugar después de su lesión en la final de la Champions y lo normal es que no arriesgue. Más teniendo en cuenta que los partidos contra los equipos sudamericanos, y especialmente Uruguay, son muy físicos y de mucho contacto. Una baja demasiado importante como para no pensar en que los uruguayos parten como claros favoritos para conseguir sus tres primeros puntos. Los posibilidades de pasar a la siguiente ronda de los egipcios parece que estarán en sus duelos frente a Arabia Saudí y los propios anfitriones.

El primer partido de un Mundial suele ser el más complicado. Perder te deja con la soga al cuello, salen las urgencias y la necesidad de ganar el segundo. Empatar puede dejar satisfechos a ambas selecciones, salvo que seas una de las favoritas, y ganar te allana mucho el camino para pasar a la siguiente fase. En líneas generales, el primer partido suele dar pánico. La responsabilidad de querer empezar bien suele atenazar a los protagonistas.

Quizá este pánico al primer partido también se lo podamos incluir al arbitro y sus asistentes, más si cabe por la introducción del VAR por primera vez en un campeonato de estas características. La primera jugada en la que se tenga que utilizar el sistema de videoarbitraje seguro que marcará mucho y todos estaremos pendientes del tiempo en tomar una decisión, cómo se desarrolla y del acierto o error del mismo.

Fotos

Vídeos