Mateu Lahoz, el árbitro valenciano que expulsó a Guardiola

Mateu Lahoz, durante el encuentro Manchester City - Liverpool de Champions League./AFP
Mateu Lahoz, durante el encuentro Manchester City - Liverpool de Champions League. / AFP

Es el árbitro más peculiar de la Liga y dialoga con los jugadores sobre su vida privada

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

Antonio Miguel Mateu Lahoz nació el 12 de marzo de 1977 en Algimia de Alfara, un pueblecito de algo más de mil habitantes ubicado en la comarca del Camp de Morvedre. Mateu Lahoz, como se le conoce en el mundo del arbitraje, es ahora mismo el colegiado más famoso del planeta tras expulsar al técnico del Manchester City, Pep Guardiola, en el descanso de la vuelta de Champions entre los citizens y el Liverpool.

Guardiola, con su lazo amarillo a favor de la libertad de los políticos catalanes presos en distintas cárceles, entró en el césped fuera de sí después de que en la recta final de la primera parte el árbitro valenciano anulara un gol legal al City. «Le dije al árbitro que era gol, por eso me expulsó», señaló Pep Guardiola. En realidad, Guardiola dijo que era gol y penalti y con un gesto muy gráfico pidió al colegiado que cerrara la boca. Después, en rueda de prensa, y con las cantidad de excusas que puso Guardiola encima de la mesa, pareció que el técnico del City ya tenía una ofensiva preparada contra Mateu Lahoz.

El colegiado valenciano es uno de los mejores árbitros de la Liga y será el representante español en el próximo Mundial de Rusia. También es cierto que es uno de los colegiados más pecualiares de Primera y siempre ha estado rodeado de la polémica por su forma de ser y de dirigir los partidos.

Mateu Lahoz tiene por costumbre entablar diálogos con los jugadores en pleno partido siempre con una jerga muy próxima a las conversaciones entre colegas. En más de una ocasión ha sido captado por las cámaras de televisión en diálogos más próximos a la amistad que en el que se supone que debe existir entre árbitros y jugadores.

El exjugador del Málaga Wellington aseguró que en un partido ante el Atlético de Madrid le preguntó sobre la próxima apertura de su bar. El central malacitano se quedó tan sorprendido que sólo atinó a responderle que ya estaba abierto y que podía ir cuando quisiera.

Preguntaba a Piqué por sus hijos

Piqué, que también se las han tenido tiesas en más de una ocasión con el colegiado valenciano, señaló que Mateu Lahoz en pleno partido le preguntaba por sus hijos. Los jugadores del Barcelona nunca esconden que es el árbitro que menos les gusta de Primera.

Incluso se ha atrevido con ponencias, como la que protagonizó en 2015 en La Nucía bajo el epígrafe «De profesión, árbitro». «Yo elegí el fútbol y la familia. Me hubiera gustado ser un futbolista, pero no soy un futbolista frustrado. Yo quería jugar en Segunda B. Pero como árbitro no te planteas llegar a la élite. He sido un privilegiado», aseguró durante su intervención. De Mateu Lahoz, que es profesor de Educación Física, se cree que de niño era seguidor del Valencia CF y del CD Castellón. Según otras personas de su entorno más próximo, es simpatizante del FC Barcelona, lo que contrasta con las opiniones que tienen de él en el club catalán.

Mateu Lahoz se empapa cada semana de las novedades que hay en las vidas de los jugadores de los equipos que va a pitar. «Es importante saber cómo ha pasado la vida Messi o si un jugador ha perdido un familiar o ha tenido un hijo», señaló en aquella conferencia. Y tiene una máxima: «Sé que me voy a equivocar pero que sea lo menos posible».

También fue el árbitro del Francia-Alemania que se jugó en el estadio de Saint-Denis en noviembre de 2015, la noche en la que París vivió una masacre y estuvo aterrorizada a causa del terrorismo islamista.

Fotos

Vídeos