Los lujos de Gorka Villar en Sudamérica

Gorka Villar, en una reunión de la Conmebol.
Gorka Villar, en una reunión de la Conmebol. / Mario Valdez (REUTERS)

En el año 2015 Villar fue denunciado por extorsión por siete clubes del Uruguay

R. C.

Asociar el nombre de Gorka Villar a la corrupción en el mundo del fútbol no es nuevo. Según reveló en abril de 2017 el diario paraguayo ABC Color, el hijo del presidente de la Federación Española de Fútbol vivía a todo lujo gracias a la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) desde que llegó en 2012. Ocupó el cargo de asesor jurídico de los expresidentes de la Confederación (después presos e imputados por el 'caso FIFAgate', que destronó a Joseph Blatter y que por una carambola política apartó a Michel Platini de sus aspiraciones en la FIFA), Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo, y luego fue ascendido al cargo de Director General de la Conmebol, por otro acusado, Juan Ángel Napout.

Más información

Según el medio paraguayo, recibía un salario anual de casi un millón de euros, los mismos que el presidente de la Confederación. Además, la Conmebol pagaba el alquiler de su residencia (5.512 euros mensuales).

En el año 2015 Villar, Gorka Villar fue denunciado por extorsión por siete clubes del Uruguay (que reclamaban mayores ingresos de la Conmebol en los torneos internacionales). La confederación costeó todos los abogados que el vasco contrató para responder ante la justicia de ese país. Además, la publicación atribuyó a «fuentes altamente confiables» una supuesta «quema de archivos» protagonizada por el funcionario «Es más que evidente que Villar y su equipo estaban realizando una 'limpieza' de evidencias de las numerosas y graves irregularidades que están siendo investigadas tanto por el FBI y la justicia de los Estados Unidos como por la justicia de Uruguay», reveló el medio.

Según el medio paraguayo, Gorka Villar era el «poder detrás del poder». Fue director jurídico en la época en que se confeccionaron todos los contratos de los derechos del fútbol sudamericano y luego fue el cerebro en la renegociación con DATISA, principal acusada en el 'caso FIFAgate'. Llegó a Sudamérica de la mano del argentino Julio Grondona, otro de los dirigentes de la zona señalados por las prácticas corruptas.

Fotos

Vídeos