Llorente sopesa sus opciones

El expresidente del Valencia Manuel Llorente durante su etapa en el club. / txema rodríguez
El expresidente del Valencia Manuel Llorente durante su etapa en el club. / txema rodríguez

El cargo de la UEFA es ahora mismo el favorito para sustituir a Villar aunque sólo dará el paso si recibe un apoyo mayoritario y sólido

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

Los días que vienen se antojan claves para perfilar las opciones de Manuel Llorente como presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Ahora mismo hay una partida de ajedrez sobre la mesa en el que el candidato de consenso entre todas las partes afectadas sería Emilio García Silvero, que en la actualidad ejerce como responsable disciplinario y de integridad de la UEFA. Además, antes de salir hacia el órgano europeo del fútbol fue asesor jurídico de la RFEF. García Silvero, que en 2018 cumplirá 41 años, no esconde que se encuentra cómodo y estable en la UEFA y que su posible desembarco en el máximo órgano del fútbol español sólo se daría si contara con un apoyo muy mayoritario de las partes. algo que se traduciría en casi una unanimidad de los 139 votos que decidirán al sustituto de Villar.

De los movimientos de García Silvero está muy pendiente Manuel Llorente. El que fuera máximo mandatario del Valencia anunció, como ya apuntó LAS PROVINCIAS en noviembre, su intención de presentarse porque se considera una persona de consenso y con ideas renovadoras para la Federación de Fútbol. Este periódico se puso ayer en contacto con Llorente para calibrar si mantiene la intención de optar al cargo y para valorar si la figura de García Silvero haría que aparcara su idea: «La verdad es que no he hablado con Emilio (García Silvero). Estamos reflexionando, analizamos los apoyos que tenemos y vamos poco a poco a la espera de que se tome la decisión de abrir un periodo de elecciones al cargo».

Llorente está bien viso por LaLiga. No hay que olvidar que la Dirección General Corporativa del organismo, lo que viene a ser el número dos de Tebas, lo ocupa Javier Gómez, que fue vicepresidente del Valencia con Llorente en la cúspide de la pirámide. Además, hay varios clubes de Primera División que creen que el exdirigente blanquinegro reúne el perfil para ocupar el puesto.

El expresidente del Valencia se mantiene en la pugna y madura su decisión de concurrir

La clave está en las federaciones territoriales, que además del voto del presidente arrastran en muchos casos el de los clubes que están bajo el dominio de esa delegación. Y ahí es donde Manuel Llorente encuentra más obstáculos para lograr un apoyo amplio de votos frente a los otros candidatos. El voto es secreto, por lo que las cosas pueden cambiar cuando se depositan las papeletas en las urnas.

Ahora mismo el tercer candidato en discordia es el expresidente de la Asociación de Futbolistas Profesionales (AFE) Luis Rubiales, que visto como el paso del tiempo le ha restado apoyos. Además, Rubiales no cuenta con el respaldo de LaLiga. Javier Tebas fue muy claro hace unas semanas sobre el futuro del exjugador del Levante respecto a la RFEF: «No puedo decir cuál es el mejor presidente pero el que no debe ser es Rubiales que no está capacitado ni preparado». Tebas no perdona a Rubiales que promoviera una huelga en el fútbol español. Además, en las últimas semanas se han filtrado informaciones negativas respecto a Rubiales, como es la causa judicial abierta por agredir presuntamente a la arquitecta que reformó una de sus propiedades. El exfutbolista aseguró que se le intenta desprestigiar para no ocupar el puesto de Villar.

Mientras la Federación elige el plan para iniciar el relevo de su expresidente, Emilio García Silvero permanece a la espera a ver si cuenta con la mayoría de los apoyos antes de dar el paso. Manuel Llorente, mientras tanto, se sitúa en la retaguardia para dar el paso definitivo en el caso de que García Silvero decida no presentarse.

Fotos

Vídeos