Análisis

Un serio aviso para el Barça

Messi disputa un balón con Arbilla. /Gorka Estrada (Efe)
Messi disputa un balón con Arbilla. / Gorka Estrada (Efe)

El Eibar descubrió las dudas actuales del equipo azulgrana antes de jugarse la Liga de Campeones en Stamford Bridge, donde arbitrará el turco Çakir bajo la lupa

P. RÍOSBARCELONA

El Chelsea de Antonio Conte juega con la intensidad del Eibar pero cuenta con más calidad para aprovechar las superioridades que logre crear. Stamford Bridge tiene el espíritu de Ipurua y 34.000 plazas más para intimidar al rival. Los enemigos del equipo azulgrana desempolvan el arbitraje de Ovrebo en aquella vuelta de la semifinal 2008-09 del ‘Iniestazo’ para condicionar lo que se pueda sin mencionar que expulsó a Abidal por un piscinazo de Anelka antes de las reclamaciones posteriores de penaltis y obviando que en la ida (0-0 en el Camp Nou) el propio Iniesta se fue del campo tan enfadado con Stark (no pitó dos penaltis y no expulsó a Ballack) que no quiso hablar ante los medios de comunicación por miedo a una sanción.

Una competición como la Liga de Campeones que no perdona las dudas a domicilio, como quedó claro en las dos últimas temporada en el Calderón (2-0), París (4-0) y Turín (3-0). Un gran rival como el Chelsea sin opciones en la Premier League que se juega la temporada a una carta en Europa. Un momento de incertidumbre por el pobre juego exhibido en Eibar (0-2) que se suma a los tres últimos partidos de Liga disputados sin brillo: remontada milagrosa ante el Alavés (2-1) y empates contra Espanyol (1-1) y Getafe (0-0). Y presión para el árbitro designado por la UEFA, el turco Cüneyt Çakır, pese a que ya hubo otra semifinal posterior a la de Ovrebo en la temporada 2011-12 en la que el Chelsea se vengó con justicia deportiva en el campo (más acierto en las ocasiones).

Entre unas cosas y otras, el Barça está avisado. Necesita recuperar su mejor cara, la de la vuelta de la semifinal de Copa en Mestalla, por ejemplo, por buscar la más reciente, aunque eso requiere una forma física que ahora está cuestionada tras el desgaste de enero y febrero. En ese sentido, sorprendió que Ernesto Valverde no alineara de titulares en Ipurua a los dos jugadores que no pueden actuar en Londres: el sancionado Semedo y el inhabilitado Coutinho por haber disputado ya la Liga de Campeones con el Liverpool en la fase de grupos. Prefirió correr el riesgo de exprimir un poco más a Sergi Roberto e Iniesta. Y eso es un peligro porque Conte reservó a nueve titulares el viernes en partido de la FA Cup.

Más información

Valverde se tomó con tranquilidad lo de la falta de brillo: «Lo importante después de dos empates era ganar, no el juego. En Eibar sufre todo el mundo, no solo nosotros. Hace poco vino el Atlético y ganó a última hora y nosotros hemos sufrido porque nos robaban mucho en nuestro campo y nos costaba superar la presión. Han habido momentos difíciles en el partido pero también toca esto en una temporada».

Los jugadores también son conscientes de que se les juzgará por lo que ocurra a partir de ahora en todas las competiciones, no por el buen rendimiento del primer tramo de la temporada. «Lo que hemos hecho hasta ahora ya no vale para nada», sentenció Sergio Busquets. Otro aviso. Y desde dentro.

Fotos

Vídeos