Fútbol

LaLiga Santander

Jornada 37

Una goleada de etiqueta

Bale celebrando el gol con sus compañeros/Reuters
Bale celebrando el gol con sus compañeros / Reuters

La estelar actuación de Bale espolea al Real Madrid para endosarle un set en blanco al Celta y mandarle un recado al Liverpool

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Agarrado a la velocidad de Bale y la clase de Isco y Modric, el Real Madrid regaló una tremenda goleada a su afición en el último encuentro de la temporada en el Santiago Bernabéu. Se reencontró con la victoria ante el Celta, tras sumar sólo uno de los seis puntos anteriores pero, sobre todo, se cargó de moral el vigente campeón de Europa para la final de la Liga de Campeones, la cita que copa la mente de todo el madridismo, tras exhibir su descomunal pegada ante un adversario al que dejó hecho unos zorros.

Dos tantos del galés y otro del malagueño en la primera media hora, a los que luego se sumaría uno más de Achraf al poco de comenzar el segundo tiempo, un autogol de Sergi Gómez y un pase a la red de Kroos para completar el set en blanco, certificaron el triunfo del conjunto de Zinedine Zidane en su despedida del coliseo merengue hasta el curso próximo. Una cita devenida en penúltimo ensayo para el duelo del próximo 26 de mayo en Kiev ante el Liverpool que le sirvió a Bale para pedir un sitio en el once más ambicionado de la temporada y a la escuadra de Zidane para mandar un recado a los 'reds'.

Letal el extremo de Cardiff, que pasó una elevada factura al Celta por no saber taponar la vía de agua en el costado por el que incursionaba el '11' y por el que también percutió Achraf en el que seguramente fue el partido más notable del marroquí desde que forma parte de la primera plantilla. Sufrió lo indecible con ellos Jonny, desbordado todo el choque por el dinamismo de la dupla que dispuso allí Zidane y por la que llegaron la mitad goles de los blancos, que se resarcieron de la mala imagen que dejaron el miércoles en el Ramón Sánchez Pizjuán.

6 Real Madrid

Keylor Navas, Achraf, Varane, Nacho, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Marco Asensio, min. 63), Bale (Lucas Vázquez, min.71), Benzema (Borja Mayoral, min. 63).

0 Celta

Sergio, Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez, Jonny, Lobotka, Wass, Jozabed (Radoja, min. 70), Brais Méndez (Aspas, min. 81), Maxi Gómez, Boyé (Tucu Hernández, min. 46).

GOLES:
1-0: min. 12, Bale. 2-0: min. 29, Bale. 3-0: min. 31, Isco. 4-0: min. 51, Achraf. 5-0: min. 73, Sergi Gómez, en propia puerta. 6-0: min. 80, Kroos
ÁRBITRO:
González Fuertes (colegio asturiano). Mostró amarilla a Hugo Mallo.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 37ª jornada de Liga disputado en el Santiago Bernabéu ante 56.474 espectadores.

Bale pide sitio

Un choque aquel al que el marsellés concurrió con buena parte de su gris 'unidad B'. Planteamiento muy distinto al que uso frente al Celta. Con sólo tres 'reincidentes' respecto al once que naufragó frente al Sevilla –Nacho, Casemiro y Benzema-, alistó el técnico un equipo titular que probablemente no distará mucho del que, salvo contratiempos, saltará el próximo 26 de mayo al Olímpico de Kiev, con hasta ocho futbolistas con muchas papeletas de disputar de inicio el pulso con el Liverpool, a los que habrá que añadir los ahora lesionados Carvajal y Cristiano Ronaldo, así como a Sergio Ramos, reservado tras marcar en la deslucida faena en el feudo nervionense. Un ensayo, en suma, con buena parte del traje de etiqueta al que el marsellés invitó al tierno Achraf, al multiusos Nacho y a Bale, que tras quedarse fuera de la foto en su natal Cardiff en la conquista de la 'duodécima', sigue empeñado en cargarse de argumentos para figurar en la instantánea de Kiev.

Más información

Abrió el marcador el galés tras aprovechar un formidable pase de Modric, que tiró de escuadra y cartabón para pillar adelantada a la defensa del Celta y dejar solo al '11'. Disfruta como un enano el extremo con ocasiones como la que le sirvió en bandeja el croata, en las que puede lucir su veloz galopada y disparo letal.

Como agua de mayo le vino al Madrid el afán reivindicativo de Bale, autor también del segundo tras recoger un pase en largo de Isco para, tras deshacerse de Jonny, elevar a quince su cuenta de tantos en esta Liga con un golpeo al palo largo. El mismo al que apuntó Isco, asistente dos minutos antes, para anotar el tercero abriendo ángulo como sólo los privilegiados saben hacer. Precioso golpeo del '22', que regresó por todo lo alto tras dos semanas y media en el dique seco a causa del problema en el hombro que sufrió en la ida de las semifinales de la Champions, decidido también el de Arroyo de la Miel a demostrarle a Zidane que el plan para retener el cetro europeo pasa por su magia.

Durísimo varapalo para el Celta, que había visto cómo le anulaba un gol el árbitro, todavía con 1-0 en el marcador, por fuera de juego de Wass en una acción en la que los gallegos reclamaron un penalti previo de Casemiro sobre Brais. Trató de reanimarse, con todo, el cuadro vigués, que tuvo otra buena ocasión de nuevo por medio del danés, aunque se topó entonces con Keylor Navas. Sacó el tico la bola sobre la línea, prolongando también las buenas sensaciones tras su crucial actuación en la vuelta ante el Bayern.

Fue una de las pocas ocasiones en las que tuvo que intervenir el arquero del Real Madrid, casi un espectador más del vendaval local en un encuentro impoluto que, a diferencia de lo que ocurrió ante el Sevilla, sí marca el camino a seguir para llegar en las mejores condiciones a la capital de Ucrania.

Fotos

Vídeos