FC Barcelona

Rakitic y Alba explican el cambio

Ivan Rakitic (2d) y Jordi Alba (i), con Dembélé en medio en un entrenamiento. /AFP
Ivan Rakitic (2d) y Jordi Alba (i), con Dembélé en medio en un entrenamiento. / AFP

El centrocampista y el lateral zurdo han recuperado galones en el Barça con Valverde

P. RÍOSBarcelona

Uno de los jugadores más en forma del Barça en este inicio de temporada es Ivan Rakitic, futbolista que ha dado un gran rendimiento al Barça en sus tres temporadas anteriores, pero que, sin embargo, apuntaba a ser uno de los damnificados de la revolución que le iba a tocar emprender a Ernesto Valverde. El centrocampista croata entraba en pocas quinielas para mantener la titularidad. Primero porque el club intentó firmar a Verratti, el interior italiano del PSG. Y después, ya consumado el adiós de Neymar, porque el plan era no sólo tener a Dembélé en la plantilla sino también a Coutinho.

De llegar todos, el dibujo táctico más posible era un 4-2-3-1, con Dembélé, Messi, Coutinho y Luis Suárez por arriba, con Busquets y Verratti en la media. Tampoco Iniesta parecía tener cabida en ese proyecto. Cuando Verratti fue imposible se fichó a Paulinho y se dejó tirado a Seri (Niza) a última hora cuando ya estaba apalabrado. El brasileño ha costado 40 millones y por el costamarfileño se iban a pagar más de 30. Llegaban para jugar, como André Gomes el año anterior, más caro todavía. Y con Sergi Roberto promocionado por el entorno más apegado a La Masia y con el cariño de la afición...

No es que Rakitic no sea valorado en el Camp Nou, todo lo contrario, pero cuando llega la hora de hacer cambios porque algo no ha funcionado siempre hay jugadores a los que cuesta menos tocar. Pero Rakitic se ha hecho fuerte, respaldado por Valverde, que le ha colocado a un extremo por delante (Deulofeu o Dembélé), por lo que no tiene que hacer un triple esfuerzo en una zona complicada por las subidas del lateral derecho (antes Alves y luego Sergi Roberto) y la no presencia de Messi, que sólo la ocupaba como punto de partida.

"Estoy muy cómodo con Valverde", afirmó este jueves en un acto Rakitic, valorando "la capacidad del equipo para volver a presionar muy arriba. Ahora hay que estar muy unidos, juntarnos más, tanto para defender como para atacar. Hemos empezado bien la Liga y la Champions y queremos seguir así, con esta ilusión". Y no entró a polemizar con las quejas arbitrales del Madrid: "Con todos los respetos hacia el Madrid, nosotros debemos seguir a lo nuestro, sinceramente: unidos y a lo nuestro, intentar seguir mejorando y seguir disfrutando".

En el mismo acto estaba Jordi Alba, quien acabó la pasada temporada distanciado de Luis Enrique y que aprovecha cualquier oportunidad para lanzar alguna indirecta: "Lo que me interesa es el presente, estoy a gusto con el cuerpo técnico y con los compañeros y me lo estoy tomando de diferente manera, el pasado ya no me interesa. Ahora estoy con ganas y con ilusión, hacía tiempo que no tenía esta chispa y estas ganas y me noto mejor que otros años. Ahora aparezco más en zona de peligro. La confianza del entrenador es fundamental".

Fotos

Vídeos