Temporada 2017-2018

El plan B de Zidane deja un torrente de millones

Danilo, el último en salir. /Armando Arorizo (Efe)
Danilo, el último en salir. / Armando Arorizo (Efe)

Las ventas de Morata, Danilo y Mariano, más la cesión de James, llenan las arcas del Real Madrid

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Primero fue Mariano, traspasado al Olympique de Lyon a cambio de ocho millones de euros. A continuación vino la cesión de James al Bayern de Múnich por dos campañas en las que el Real Madrid percibirá cinco millones anuales, guardándose además el cuadro bávaro una opción de compra que elevaría en otros 35,2 millones el total de la operación. Y esta misma semana le tocó el turno a Morata, que puso rumbo a Londres para convertirse en el protagonista del traspaso más caro de un futbolista español, 80 millones de euros que abandonan las arcas del Chelsea para engrosar las de la entidad de Chamartín. El círculo, al menos por ahora, lo completó este domingo Danilo, nuevo as de Guardiola para la multimillonaria defensa que está armando en el Manchester City y que abandona la capital española dos años después de aterrizar en el Santiago Bernabéu, permitiendo recuperar al conjunto blanco buena parte del importe de su fichaje, 30 millones de euros, algo que parecía complicado hace unos meses dado que nunca cumplió con las expectativas que levantó en el Oporto. El verano está siendo de lo más rentable en términos económicos para la entidad que preside Florentino Pérez, que lleva recaudados casi 130 millones por cuatro futbolistas que formaban parte de la tan famosa unidad B de Zinedine Zidane.

Suplentes vendidos a precio de estrella. Ese es el denominador común de las bajas registradas en la plantilla del vigente campeón de Liga y Champions, que está rentabilizando en caja la apuesta del técnico la pasada campaña por dosificar los minutos de sus titulares para que todos estuviesen enchufados hasta el final. Una trasmutación en términos de tesorería de lo que ocurrió en el apartado deportivo.

En ambos ámbitos sobresale especialmente lo ocurrido con Morata, que llega al Chelsea para reencontrarse con el técnico que ya le llevó a la Juventus pese a que la oferta de la selección italiana le impidiese luego dirigirle en la 'Vecchia Signora'. Antonio Conte peleó con la directiva del Chelsea hasta que logró convencerla de las virtudes del internacional español, precisado de minutos para que Julen Lopetegui le conceda la titularidad en el Mundial de Rusia. Conte ya le ha garantizado esa condición, lo que acerca a Diego Costa al Atlético de Madrid. Algo que no pudo hacer Zidane pese a los 20 goles con que el madrileño contribuyó a la temporada más gloriosa de las últimas décadas de la escuadra merengue.

Notables fueron también los números de James el pasado curso. Firmó 11 goles y 12 asistencias en los 33 partidos en los que gozó de la confianza del técnico galo. Fue, sin embargo, el decimonoveno del plantel en número de minutos, justo por detrás de Morata. En Múnich confía en ser imprescindible para Carlo Ancelotti, el entrenador con el que vivió su etapa más feliz en el Real Madrid.

Mucho menos incluso que Morata y James jugó Mariano. El delantero apenas contó con 303 minutos distribuidos en catorce encuentros. Los aprovechó para marcar cinco tantos. Por delante tenía a Benzema y Morata, una competencia demasiado feroz para que el canterano soñase siquiera con derribar la puerta. Codiciado por numerosos clubes, acabó aceptando la oferta del Olympique de Lyon, donde la marcha de Lacazette al Arsenal le ofrece buenas perspectivas de ser importante. El Real Madrid se reserva una opción para recomprarle en caso de que logre brillar en la Ligue 1.

Danilo, el último en salir

Tampoco tenía sitio Danilo, relegado al banquillo por Carvajal, al que nunca llegó a amenazar. El brasileño llegó hace dos veranos con la misión de apretar al canterano en la pelea por el lateral derecho. Venía de completar a buen nivel tres temporadas en el Oporto, donde conformó una temible dupla de carrileros con su compatriota Alex Sandro. Pero en Chamartín nunca llegó a justificar los 39,3 millones que costó su incorporación entre precio del traspaso, comisiones y claúsulas varias. La parroquia blanca se cebó con sus fallos. Sólo Coentrao le superó en desgracias.

Mariano y James se marcharon con el beneplácito de Zidane. Danilo, con cierta indiferencia de no ser por la necesidad de hallar un recambio de garantías para Carvajal, función que, de no llegar ningún fichaje, podría desempeñar el multiusos Nacho, a expensas de lo que pueda ocurrir con Achraf, el 'avión' del Castilla. La que sí dolió al preparador fue la salida de Morata, a quien intentó convencer hasta el último momento y que, una vez consumada, obligó a dar la voz de alerta para no ver mermado el potencial competitivo de un equipo que si logró el doblete fue por su extraordinario fondo de armario. «Nos falta un delantero», avisó el sábado el técnico en Los Ángeles, donde el Real Madrid realiza el 'stage' de pretemporada. «Seguro que somos peor equipo sin Morata. De momento es así. Jugó muy bien y aportó muchísimo», abundó para advertir a continuación de que hasta el 31 de agosto «puede pasar de todo». Con casi 130 millones frescos en caja procedentes de las ventas acometidas dentro de la segunda unidad, el Real Madrid estudia ahora las opciones del mercado con un nombre en primer plano, el de Kylian Mbappé, al que, según la prensa francesa, han cortejado ya tanto 'Zizou' como Florentino Pérez.

Por lo que respecta al plan B de Zidane, está asegurado con las incorporaciones de este verano: Theo, Vallejo, Marcos Llorente, Ceballos y Borja Mayoral llegan con la vitola de suplentes. Confían, empero que, como sucedió con Isco o Asensio el curso pasado, sus actuaciones terminen difuminando la línea entre el banquillo y el césped.

Fotos

Vídeos