¿Cuánto gana un árbitro de Primera? ¿Qué pruebas físicas pasan? ¿Y sus 'castigos'?

Undiano Mallenco, en un partido del Athletic. /LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Undiano Mallenco, en un partido del Athletic. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Los colegiados son los grandes desconocidos para los aficionados al fútbol. Aquí van unos cuantos aspectos que seguramente te sorprenderán

JOSEBA PÉREZ

Dos componentes parecen inseparables del fútbol: el balón con los 22 jugadores y el árbitro. Y este, por lo normal, suele llevarse la peor parte. Cuando acierta en sus decisiones, rara vez se les cuestiona; si se equivoca, la polémica está servida. Con mayor o menor trascendencia en sus actuaciones, lo cierto es que todo lo que les rodea somete a los miembros de este colectivo a una gran presión. Por un lado, la derivada de la exigencia y evaluación continua que ejerce el propio Comité Técnico de Árbitros (CTA); por otro, la que perciben en los estadios, donde a menudo se convierten en diana de chanzas, insultos y amenazas; y finalmente, la que nace al calor del debate mediático posterior a los partidos. Grandes desconocidos de la afición, aquí van una serie de aspectos que seguramente desconocías:

Sueldo ¿Cuánto ganan por partido?¿Y por temporada?

El árbitro valenciano Mateu Lahoz.
El árbitro valenciano Mateu Lahoz. / IGNACIO PÉREZ

Un árbitro de Primera cobra 3.685 euros brutos por partido, 1.544 sus asistentes y 903 el cuarto árbitro. En Segunda, esas cifras son de 1.621, 731 y 571 euros, respectivamente. El promedio es de unos veinte encuentros por temporada. Al margen de sus honorarios por partido, los colegiados de Primera perciben diez mensualidades al año de 11.307 euros, arbitren o no, y los jueces de línea, otras tantas de 4.739. En Segunda División, esas nóminas son de 6.047 euros al mes para los árbitros principales y de 2.727 para los asistentes. Teniendo en cuenta que el promedio de partidos por temporada viene a ser de veinte, el juez de la máxima categoría sale por encima de los 180.000 euros brutos anuales, y el de Segunda por unos 92.000. También ingresan por la publicidad de la empresa Würth que portan en sus mangas.

La remuneración se reduce sustancialmente en Segunda B y Primera División Femenina: en ambos casos, el árbitro o árbitra percibe 167 euros y sus dos asistentes 80, junto a una dieta de 78,13 euros si el partido se juega a más de cien kilómetros. En Tercera, al colegiado principal se le pagan 121 euros y 56 a sus linieres, además de una dieta por desplazamiento de 42,07 euros (sin pernoctar) y dos dietas de 78,13 (pernoctando una noche).

Preparación ¿Qué pruebas físicas se les exigen?

Los árbitros, en las pruebas físicas.
Los árbitros, en las pruebas físicas. / CTA

Los colegiados de Primera, Segunda y Segunda B tienen que correr 2.000 metros en un tiempo máximo de 7 minutos y 30 segundos. Los asistentes de Primera y Segunda disponen para ello de 8 minutos y las árbitras y linieres de Primera Femenina, de 8 minutos y 30 segundos. También deben realizar seis series de 40 metros con un minuto de recuperación entre ellas. Disponen de un tope de 5,80 segundos por tanda. El tiempo exigido es idéntico para árbitros y asistentes y de 6,20 para las mujeres de Primera Femenina.

Las citadas son dos de los cuatro tipos diferentes de pruebas físicas aplicadas al colectivo. Los jueces de Primera y Segunda, así como sus linieres, son convocados para realizarlas cuatro veces al año, junto a reuniones técnicas. La primera cita se celebra en verano, seguida de las de noviembre, febrero y abril. En el caso de árbitras y asistentes de Primera Femenina y de los colegiados principales de Segunda B, son tres los encuentros (agosto, noviembre y febrero). El árbitro que no supere por dos veces consecutivas las pruebas físicas de cada fase perderá la categoría. El que no lo haga en una convocatoria dispondrá de una opción de repesca en treinta días.

Designaciones ¿Cómo son elegidos cada jornada?

Victoriano Sánchez Arminio lleva 25 años al frente del Comité Técnico de Árbitros.
Victoriano Sánchez Arminio lleva 25 años al frente del Comité Técnico de Árbitros.

En Primera y Segunda, las designaciones corren a cargo de una comisión formada por Victoriano Sánchez Arminio, como presidente de los árbitros; Jesús López Nieto, como representante de la Liga de Fútbol Profesional; y Evaristo Puentes Leira, consensuado por ambos organismos. En Segunda B lo hace el Comité Técnico de Árbitros (CTA), y en Tercera, los respectivos comités territoriales. La LFP es quien sufraga los salarios arbitrales a través del canon que cobra a la Federación Española por este servicio. La Liga dice no tener ahora «entre sus objetivos adquirir» la competencia arbitral.

Jubilación ¿A qué edad se retiran? ¿Cómo es su carrera?

El árbitro Iturralde González se retiró en 2012.
El árbitro Iturralde González se retiró en 2012. / EFE

El camino de un árbitro, hasta su retirada obligatoria a los 45 años, es una carrera de fondo salpicada de periódicos exámenes técnicos y físicos desde el fútbol base hasta la élite, pasando por todas las categorías. El Comité Técnico de Árbitros desarrolla ahora el VI Programa de Talentos y Mentores, por el que cada temporada se hace un seguimiento a los colegiados de Tercera menores de 30 años. Los 112 seleccionados inicialmente por los comités territoriales, y tutelados por su ‘mentor’, un exárbitro, deben superar cinco fases a lo largo de la campaña en las que se incluyen exámenes técnicos, físicos, de redacción de actas, de inglés y psicológicos. Los veinte mejores ascienden a Segunda B. La idea es que, a medio plazo, todos los árbitros de Primera salgan de aquí. Este año ha debutado en la élite el primer fruto del programa, Javier Alberola Rojas.

Subida y bajada de categoría ¿Cómo se regulan los ascensos y descensos?

El árbitro Vicandi Garrido bajó a Segunda.
El árbitro Vicandi Garrido bajó a Segunda. / EFE

Por aspectos técnicos o físicos, cada año bajan dos árbitros de Primera (los últimos, Ocón Arráiz y el vizcaíno Vicandi Garrido) y suben otros tantos de Segunda (esta vez, Alberola Rojas y González Fuertes). De Segunda B a Segunda ascienden cuatro y de Tercera, veinte. El descendido con 38 años o más acaba su carrera, no vuelve a arbitrar.

La 'nevera' ¿Como se castigan los errores?

Del Cerro Grande, en un partido.
Del Cerro Grande, en un partido.

El CTA guarda silencio cuando decide «no designar durante un tiempo al árbitro» que comete errores técnicos, aplicándole la llamada ‘nevera’. «Esto puede tildarse como falta de transparencia, pero los comités de las grandes ligas opinamos que se trata de un asunto de índole estrictamente interna», afirman.

Gran reconocimiento ¿Son buenos a nivel internacional?

Fernández Borbalán, uno de los diez árbitros españoles internacionales esta temporada.
Fernández Borbalán, uno de los diez árbitros españoles internacionales esta temporada. / REUTERS

Diez son los árbitros internacionales con que cuenta España en 2018, uno más que el año anterior. Repiten Del Cerro Grande, Estrada Fernández, Fernández Borbalán, Gil Manzano, Hernández Hernández, Juan Martínez Munuera, Mateu Lahoz, Sánchez Martínez y Undiano Mallenco, a los que la FIFA ha sumado a De Burgos Bengoetxea. Se trata del máximo posible y de la mayor aportación española de la historia. Comparten condición con otros diez asistentes: Aguilar Rodríguez, Alonso Fernández, Barbero Sevilla, Cabañero Martínez, Cebrián Devis, Díaz Pérez del Palomar, Miguel Martínez Munuera, Nevado Rodríguez, Sobrino Magán y Yuste Jiménez.

Fotos

Vídeos