FC Barcelona

Dembélé se regala su continuidad

Ousmane Dembelé, durante el partido ante el Villarreal./Albert Gea (Reuters)
Ousmane Dembelé, durante el partido ante el Villarreal. / Albert Gea (Reuters)

Valverde negó que el Barça se planteara ceder al joven extremo francés, quien ante el Villarreal confirmó su potencial tras un primer año complicado por las lesiones

P. RÍOSBarcelona

No ha acabado la temporada 2017-18 y el Barça ya planifica la 2018-19. Casi sin querer, con el director deportivo, Robert Fernández en la cuerda floja porque acaba contrato y no parece que vaya a seguir pese a su gran relación con Ernesto Valverde, pero el club azulgrana ya va despejando algunas dudas sobre la configuración de la próxima plantilla. O, mejor dicho, son los propios jugadores lo que se suman o se bajan del proyecto con sus actuaciones. Es el caso de Ousmane Dembélé, quien ha reaccionado tras leer y escuchar que podría irse cedido un año, especialmente si llegara su compatriota Antoine Griezmann al Camp Nou. O de Thomas Vermaelen, quien nunca rinde por debajo del nivel Samuel Umtiti cuando entra al campo. Y eso, con el central francés excediéndose en sus pretensiones para renovar, puede ser definitivo para su continuidad e incluso un arma para presionar al galo.

El Barça-Villarreal del miércoles, además de acercar al conjunto azulgrana a su objetivo de acabar invicto una Liga entera (ya sólo quedan dos jornadas ante Levante y Real Sociedad) y de servir para que Messi acaricie su quinta Bota de Oro (lleva tres goles más que Salah con el extraordinario tanto que anotó tras magistral pase de Iniesta), fue el inesperado partido de la explosión de Dembélé. Sus jugadas para abrir y cerrar el 5-1, el primero de Coutinho y el último firmado por él mismo para completar un doblete, dejaron boquiabiertos a los más crítico con el extremo francés, que en su primera temporada como azulgrana ha pagado la presión de costar 140 millones (105 más variables), además de sufrir una grave lesión muscular que todavía perjudicó más a su adaptación.

Que no jugara ni un minuto del Clásico parecía una señal de que se le invitaba a adquirir experiencia en otros lares, pues todavía tiene 20 años (cumple 21 el 15 de mayo) y debe madurar. Sin embargo, Valverde le echó un cable en la previa del encuentro ante el Villarreal hablando maravillas de su calidad, aunque recordando que tiene que mejorar en cuestiones tácticas. Tras su exhibición, todavía fue más rotundo: «No sé quién ha hablado de este asunto de una cesión, claro que pensamos que va a estar con nosotros la próxima temporada. Es una jugador con muchísimo talento y desborde, con técnica y manejo de las dos piernas. Tiene mucho tiempo por delante, de joven tienes que aprender cosas y necesitas un proceso de adaptación, pero hace jugadas increíbles».

Mientras Dembélé y Vermaelen se posicionaban para el Barça del futuro inmediato, otros jugadores parecen alejarse, como André Gomes y Paco Alcácer, quienes otra vez se quedaron sin minutos pese a estar en el banquillo en un día de rotaciones. Peor les fue a Aleix Vidal y Denis Suárez, en la grada, aunque el último si podría verse beneficiado por su perfil como jugador creativo de la marcha de Iniesta.

Fotos

Vídeos