FC Barcelona

Bartomeu: «El club y los socios decidirían en qué liga jugaría el Barça en caso de independencia»

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona. / Efe

El presidente azulgrana admite las dimisiones de directivos contrarios a haber disputado el partido ante Las Palmas

COLPISA

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, ha comparecido ante los medios para explicar la decisión de este domingo de jugar el partido ante Las Palmas a puerta cerrada. Condenó todo lo sucedido durante la jornada dominical en Cataluña, confirmó las dimisiones de directivos significativos como Carles Vilarrubí y Jordi Monés y aseguró que en caso de que el gobierno de Carlos Puigdemont declare la independencia, "el club y los socios deberían decidir en qué liga jugaría el Barça".

Más información

"Comparezco después de la reunión extraordinaria. Sabéis que estaba prevista para el martes, pero la hemos adelantado por la situación excepcional que viven el país y el club. En los últimos años nos hemos sumado al pacto nacional por el referéndum, por el derecho a decidir y hemos apoyado el ejercicio pleno de la libertad de expresión de nuestros socios", explicó el máximo dirigente del club azulgrana.

¿Jugar a puerta cerrada?. "El domingo expresamos rechazo y condena enérgica al uso abusivo e indiscriminado de la violencia para evitar el derecho de voto de millones de ciudadanos. Decidimos tomar alguna decisión y la consensuamos. Entiendo perfectamente que muchos socios y aficionados esperaran que anuláramos el partido, pero no conseguimos que la LaLiga aceptara nuestra propuesta. Finalmente decidí jugar a puerta cerrada como muestra de rechazo".

¿Hubo presiones? "Fue un día difícil para todos. Recibimos presiones de todo tipo. Al final decidimos jugar a puerta cerrada por el impacto que suponían 90 minutos sin público en la grada. La decisión se habló con todo el mundo en el Barça".

¿Decidieron jugar los futbolistas? "Nuestra intención era suspender el partido. Como no pudimos, decidimos jugarlo en condiciones excepcionales. Fue un día largo que empezó a las nueve de la mañana. A esa hora ya sabíamos que sería difícil. Pasaron muchas cosas y no las puedo contar todas. Al final, después de muchas conversaciones, también en el vestuario y con llamadas a Ernesto (Valverde) y Andrés (Iniesta), decidimos jugar a puerta cerrada. Todos estuvieron al corriente y al final decidí yo de la forma más sensata".

Destacó Bartomeu el impacto mundial que generó la decisión de jugar ante Las Palmas a puerta cerrada. "Que 174 países vean el partido y se pregunten por qué el campo está vacío es un impacto que solamente puede alcanzar el Barça". Y reconoció que no fue un motivo de falta de seguridad, aunque admitió que sí fue una de las razones que le explicó al árbitro.

Aseguró que el Barcelona realizará más acciones para salvaguardar la libertad de expresión de la gente y dijo que valoraron la posibilidad de haber jugado el sábado 30 de septiembre, pero añadió que no encontraron respuesta favorable desde la otra parte.

"Inadmisible"

Insistió Bartomeu en condenar las cargas policiales a muchos votantes en el referendum ilegal. "Lo que vimos el domingo en nuestro país es inadmisible. Los catalanes nos hemos ganado el derecho a ser escuchados. A nuestra condición de entidad global añadimos nuestro compromiso para explicarle al mundo la situación de nuestro país". Y se solidarizó con los heridos, "víctimas de la represión".

Se refirió también al debate sobre sí Gerard Piqué debe jugar o no con la selección española. "Él desea hacerlo y Lopetegui le llama. Es un tema deportivo, nada más que decir".

Fotos

Vídeos