Jornada 38

Gracias, don Andrés

Andrés Iniesta, en su último partido como barcelonista./AFP
Andrés Iniesta, en su último partido como barcelonista. / AFP

El campeón cierra la Liga con victoria en el adiós definitivo del eterno jugador azulgrana

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Cierren los ojos, permítanse ese lujo. Piensen en Andrés Iniesta, don Andrés. Un jugador de época, un futbolista extraordinario que ha levantado pasiones entre propios y extraños. Una 'rara avis' que deja nuestro fútbol y busca explorar nuevos horizontes. No habrá más pases mágicos, tampoco jugadas milimétricas, como no habrá goles imposibles, al menos, en la Liga y con la eterna camiseta azulgrana.

Iniesta ya es infinito, como rezaba el mosaico espectacular con el que le recibía el Camp Nou en su último servicio al equipo de su vida. Llegado el minuto 81, el tercero de los cambios propuestos por Valverde anunciaba el fin. Se marchaba Iniesta del partido ante una ovación irrepetible, emocionante, sobrecogedora.

1 Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Mina, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Iniesta (Paco Alcácer, min. 81); Coutinho (Messi, min. 67), Dembélé (Denis Suárez, min. 53) y Luis Suárez.

0 Real Sociedad

Moyá; Elustondo (Odriozola, min. 71), Llorente, Navas, De la Bella; Illarramendi, Zurutuza (Xabi Prieto, min. 89), Oyarzabal, Januzaj (Canales, min. 63); Juanmi y Willian José.

goles:
1-0, min. 57: Coutinho.
árbitro:
Munuera Montero (Andaluz). Amonestó a Raúl Navas, Luis Suárez, Januzaj, Jordi Alba y Rakitic.
incidencias:
Partido correspondiente a la 38ª jornada de Liga, disputado en el Camp Nou. 84.168 espectadores. Sentido homenaje a Iniesta con Mosaico en el que se leía: «Infiniti Iniesta». Messi recogió el galardón de mejor jugador del mes de abril de las manos de Xavi Hernández.

Será imposible de olvidar. Ni para Iniesta ni para nadie. Mientras se secaba el sudor y, sobre todo, las lágrimas en la intimidad del banquillo, el Camp Nou aguantó durante los minutos finales el homenaje cantando su nombre y recordándole que es ya imborrable en la historia del fútbol. Un homenaje que se extendería hasta bien entrada la noche en el Camp Nou con la entrega del título y el definitivo homenaje a Iniesta. La fiesta definitiva entre equipo y afición para decir adiós al crack más humilde que se recuerda.

Se cerraba el telón de la temporada liguera y no había mejor final posible que con el adiós de un gigante llegado de un humilde pueblo manchego.

Logrado el doblete, Liga y Copa del Rey, el Barça buscaba poner el mejor broche posible a la última imagen de Iniesta como jugador de un club al que llegó hace 22 años y con el que viene jugando en la élite desde hace 16. 32 títulos después, Iniesta es ya una estrella más en el firmamento futbolístico al que aún le queda un Mundial por delante y alguna que otra campaña más allá de nuestras fronteras.

Más información

Superfluo fue lo ocurrido sobre el verde durante los últimos 90 minutos de nuestra Liga 2017-2018. Quizás no fue el mejor homenaje deportivo, eso sí, para el adiós de Iniesta, aunque Coutinho lo arreglaría con su golazo nada más iniciarse el segundo tiempo. Pero lo cierto es que le costó al Barça generar ocasiones de peligro, mientras que la Real llegó con cierto peligro a la meta de Ter Stegen, al menos, hasta que el ritmo del duelo se pareció más a lo que era, un último encuentro sin nada en juego.

La Real con Imanol Alguacil ha dado un gigantesco paso adelante y no fue un convidado de piedra. Al menos, hasta que Coutinho sacó a pasear la enorme calidad que atesora. Ojo a lo que el brasileño puede darle a este Barça en una temporada completa. En apenas media Liga ha marcado ocho goles y, varios, de bellísima factura como el que abrió la lata en el adiós liguero.

Necesitaba la victoria el campeón, por ser el mejor homenaje para el 8, y también, para borrar de alguna forma la extraña derrota ante el Levante (5-4) que le ha privado de acabar la Liga inmaculado.

Fotos

Vídeos