Las Provincias

barcelona

La clase media del Barça da la cara

Rafinha celebra su gol ante el Granada.
Rafinha celebra su gol ante el Granada. / Afp
  • Rafinha, Sergi Roberto, Rakitic y Umtiti asumen responsabilidades en un equipo que ya intenta no sufrir 'tridentedependencia'

No fue el partido más brillante del Barça. El rival tampoco era de los que llaman la atención. Aunque parezca contradictorio, por todo ello el 1-0 del sábado al Granada es uno de esos resultados que dan seguridad a un equipo que pelea por su tercera Liga consecutiva. Sencillamente, se trata del clásico partido en el que un equipo que comienza a perder fortaleza acaba cediendo puntos. Eso ya lo hizo el conjunto de Luis Enrique el día de la derrota ante el Alavés. Esta vez tampoco atacó bien, pero sí se defendió con más orden.

Fue un partido para el brillo de la clase media, normalmente tapada por ese tridente magnífico formado por Messi, Luis Suárez y Neymar. Pero por un día el argentino, el uruguayo y el brasileño no encontraron las mejores sensaciones, quizás sin ritmo por esas vacaciones de cuatro días concedidas por el técnico. Sin su acierto goleador, el protagonista fue Rafinha, que logró el tanto de la victoria de chilena y ya suma cinco goles en esta Liga, uno más que Neymar y dos menos que Messi y Luis Suárez. Lo suyo es un caso digno de estudio porque sale a gol por titularidad y tiro a portería.

Luis Enrique siempre confió en el centrocampista, que eligió jugar por Brasil en contra de lo que hace su hermano, Thiago, que compite con España. Lo tuvo de juvenil en el Barça B y en el Celta. Y cuando firmó como entrenador del primer equipo del Barça, lo reclamó. Sin embargo, una grave lesión de rodilla frenó su progresión la pasada temporada, aunque ahora ya sí que es imparable. Tiene las caracteristicas que le gustan a Luis Enrique: pelea, juega y acata órdenes sin rechistar.

Otro canterano, Sergi Roberto, volvió a demostrar su capacidad para ocupar la banda derecha como hacía Dani Alves. Rakitic confirmó su polivalencia haciendo de Busquets en el mediocentro. Y Umtiti ya se ha ganado a la afición del Camp Nou con su solvencia en el eje de la zaga.

Eso sí, aunque no es un partido decisivo porque el Barça lleva cinco puntos de ventaja en su grupo de la Liga de Campeones, el martes en Mánchester el equipo azulgrana tendrá que mostrar una mejor imagen general si no quiere perder ante la escuadra de Pep Guardiola, que le tiene ganas tras el 4-0 del Camp Nou. Piqué, Iniesta, Mathieu y Alba seguirán siendo baja, aunque Luis Enrique espera recuperar a Arda Turan y Aleix Vidal. Más importante ahora mismo parece el encuentro del próximo domingo en Sevilla, un rival directo en una Liga muy igualada.