Una victoria pírrica para una semana extraña

Rafinha celebra su gol al Granada. /
Rafinha celebra su gol al Granada.

El Barça, en un pésimo partido, sólo es capaz de ganar al Granada con un solitario gol de Rafinha

JESÚS BALLESTEROSbarcelona

Tras una semana tan relajada para los jugadores como polémica para el club, el Barça recibirá al Granada con la obligación de hacer bueno el 2-3 de Valencia, no ceder más puntos en la Liga y mostrar la solidez que hizo al equipo azulgrana campeón en las dos últimas temporadas. Aunque el botellazo de Mestalla se lo llevó Neymar, todos los 'palos' en los últimos días fueron para los futbolistas de Luis Enrique, quien acertó en concederles unos días de vacaciones aprovechando que por una vez no había partido oficial entre semana (sí se disputó la Supercopa Catalunya que ganó 1-0 el Espanyol).

Que si provocaron a la afición del Valencia en la celebración del 2-3, que si fingieron más de un botellazo, que si cayeron en el ridículo haciendo teatro en ese momento... Todo eso, proclamado por Javier Tebas, presidente de LaLiga, y por el Comité de Competición. Pilló a los protagonistas descansando: a Lionel Messi, con su pareja e hijos en las atracciones de Disneylandia en París; a Luis Suárez, con su mujer en una góndola en Venecia; y a Neymar, con sus amigos en Londrés comiendo hamburguesas y escuchando rap... Igual ni se enteraron, pero el club sí ha denunciado ante el TAD a Tebas y al Comité para defender a sus jugadores.

Luis Enrique fue preguntado en la previa por el nuevo conflicto en el que se ve envuelta la entidad y su respuesta fue contundente: «Los valores del club son jugar bien al fútbol, no dar patadas, no lesionar a un compañero... Esos son los valores que tratamos de transmitir. Cada año somos los que menos tarjetas vemos, recibimos el premio 'fair play', ... Las evidencias son tan claras que prefiero no comentar nada. Echar más leña al fuego no beneficia a nadie. A nosotros, seguro que no». Aunque el técnico no quiera hacer ruido, ya está anunciada una pañolada en el Camp Nou en el minuto 12 propulsada por los grupos de animación. Institucionalmente también será un día complejo para el FC Barcelona porque desde el mediodía se celebrará la asamblea en la que se debatirá sobre la junta directiva, que, entre otras cosas, viene de pactar con la Fiscalía y la Abogacía del Estado a cambio de asumir un delito fiscal en el 'caso Neymar'. En condiciones normales, sería un asunto caliente, pero históricamente, por el sistema asambleario recogido en los estatutos, suele ser una balsa de aceite.

Ya en lo deportivo, Luis Enrique tiene muchas bajas, la mayoría en defensa. Están lesionados Gerard Piqué, Jérémy Mathieu, Jordi Alba y Andrés Iniesta. Además, Aleix Vidal, que no cuenta ya para el técnico, sufre unas molestias misteriosas y Arda Turan se llevó un golpe en el tobillo ante el Espanyol en la Supercopa de Catalunya. Como la plantilla es de 22, con tres porteros, el téncico asturiano ha trabajado estos días con cuatro jugadores del filial: el central brasileño Marlon, el lateral derecho Nili Perdomo y los centrocampistas Aleñá y Carbonell. "Con nuestra plantilla podemos afrontar cualquier situación", afirmó Luis Enrique.

El Granada, colista con tres puntos y máximo goleado con 23 dianas, intentará dar la sorpresa en un principio de curso en el que Lucas Alcaraz ya ha sido el sustituto de Paco Jémez en el banquillo. «Visitar el Camp Nou obliga a cualquier equipo. Ni los grandes juegan allí igual que en otro estadio», comentó el técnico andaluz, que podría alinear una defensa de cinco pese a las bajas de Foulquier y Gastón Silva.

Fotos

Vídeos