Las Provincias

Alcácer se lamenta tras las ocasiones falladas. :: EFE/Quique García
Alcácer se lamenta tras las ocasiones falladas. :: EFE/Quique García

El mal fario de Alcácer

  • Messi reaparece tras su lesión, marca en su primer disparo y arrebata los focos a Rafinha en la goleada del Barcelona al Deportivo

  • El de Torrent desperdicia tres claras ocasiones para estrenarse

En un partido de historias mínimas y personajes máximos, el Barcelona sonríe justo cuando le toca afrontar uno de los encuentros más atractivos del año. El miércoles llega al Camp Nou el Manchester City de Guardiola y enfrente tendrá a un equipo que ha recuperado a Messi, quien apenas necesitó un disparo ante el Deportivo para sumarse a la fiesta goleadora que habían iniciado Rafinha y Luis Suárez. El argentino está de vuelta tras su lesión. En 35 minutos evidenció sus ganas tremendas de fútbol.

Pero sería enormemente injusto que todos los focos dirigiesen su luz al atacante argentino. Neymar, Rafinha e incluso Alcácer merecen una reflexión. El hispano-brasileño, que está de dulce, logró un doblete. En cambio, el mal fario persigue a Paco Alcácer. Tres clarísimas tuvo ante Lux, pero el primer gol como culé se le resiste. El secretario técnico del Barça, Robert Fernández, ve al de Torrent obsesionado con estrenarse. «Me da la sensación de que ya lo está. En el Valencia ha marcado muchos goles y los marcará aquí», afirmó en TV3.