Las Provincias

jornada 18

El colista sorprende en San Mamés

vídeo

Los jugadores del Elche celebran un gol. / Luis Tejido (EFE)

  • Los de Valverde suman un solo punto en sus últimos cinco partidos

El Elche CF ha aliviado hoy la todavía complicada situación que tiene en la tabla clasificatoria con una victoria en San Mamés por 1-2 que, a su vez, mete en problemas a un Athletic Club que no consigue alejarse lo que quiere de las posiciones de descenso.

El equipo ilicitano, como hiciera el año pasado, se ha adelantado 0-2 en el marcador, con tantos de Víctor Rodríguez y Fayçal Fajr, el primero de ellos ayudándose con el brazo, y luego aguantó las acometidas locales antes y después del 1-2 de Mikel San José. Algo que no había conseguido en el 2-2 de la temporada anterior.

Víctor batió a Gorka Iraizoz en una incorporación al área tras recibir de Jonathas y llevarse después el balón en el brazo; Fajr amplió la ventaja de su equipo remachando un centro de Jonathas tras un grave fallo de Mikel Balenziaga; y San José logró el 1-2 enganchando un fuerte disparo desde el borde del área. Con este resultado, los de Fran Escribá dejan momentáneamente el 'farolillo rojo' al Granada, pero aún no consiguen salir de las plazas que mandan a la Liga Adelante.

Los de Ernesto Valverde, que han perdido en 'La Catedral' ante los tres equipos que se encuentran en la zona descenso - Elche , Córdoba y Granada-, ven como definitivamente en esta liga se van a tener que preocupar más de escapar de la zona peligrosa que de unas posiciones europeas que les quedan ya más que lejanas.

El Athletic dominó el arranque del choque, buscando con brío la portería de Tyton, al que Rico puso a prueba en el minuto 2 con un zurdazo desde la frontal que el meta polaco despejó como pudo.

Insistieron los rojiblancos, pero sin crear serio peligro durante un cuarto de hora del Elche únicamente a la defensiva.

Pero el primer acercamiento de los de Fran Escribá al área de Iraizoz Víctor Rodríguez adelantó a los franjiverdes. Lo hizo superando a Iraizoz con un toque leve de puntera en una jugada que se había llevado con la mano en la frontal tras recibir de Jonathas. Las protestas locales a la acción del barcelonés no tuvieron más consecuencias que una amarilla a Balenziaga.

Entró en una fase un tanto nerviosa el Athletic, si bien Aduriz buscó el empate con una chilena que no conectó bien en el punto de penalti a centro de un Susaeta castigado en algunos momentos por la grada de San Mamés.

Aduriz volvió a acariciar el empate pasada la media hora, pero, aunque superó a Tyton, no pudo dirigir bien el balón ante lo apurado del remate y lo agresiva de la salida del meta visitante, que le golpeó en un tobillo.

No cejó el Athletic, al que le faltó tino y suerte en tres cabezazos de Iturraspe, Etxeita y De Marcos. El último, al filo del descanso, un remate muy claro que De Marcos no fue capaz ni de colocar entre los tres palos, tras centro de Aduriz.

Aunque Susaeta amagó con la igualada a la vuelta de vestuarios con un golpe franco directo que se le marchó fuera por poco, fue el Elche el que amenazó más al inicio la segunda mitad.

Primero con un disparo cruzado desde la banda de Jonathas que puso en dificultades a Iraizoz, después con un cabezazo de Adrián tras córner y más tarde una doble ocasión de Víctor y Jonathas ante un Iraizoz desubicado.

Tanto lo intentó el Elche tras el ecuador del partido que marcó el segundo gol. Lo logró Fajr a centro de Jonathas, que le había robado la cartera en la línea de fondo a un demasiado confiado Balenziaga.

Con el 0-2 llegaron de los primeros pitos que sufre Valverde desde su llegada y varios cambios en los que se plasmaron. En ellos dio entrada a Viguera, Toquero y San José.

Y fue el central, que sustituyó a Iturraspe en el medio centro, el que dio esperanzas al Athletic para el tramo final acortando distancias con un excelente zapatazo desde la frontal recogiendo un rechace salido del área.

Pero hasta ahí llegaron los locales, incapaces de volver a poner en dificultades al omnipresente meta visitante, que solo vio en un disparo mordido de Viguera en el descuento algo de peligro.

Tras esa jugada, los visitantes incluso pudieron poner el 1-3 en una contra que murió en Iraizoz y en la que llegaron a verse cuatro delanteros contra solo Laporte e Iraizoz.