Las Provincias

técnicos

Guardiola: «No soy la solución del Barcelona»

Pep Guardiola.
Pep Guardiola. / EFE
  • El entrenador del Bayern niega que las negociaciones para regresar al conjunto culé

Catorce títulos en cuatro años. Pocos entrenadores pueden presumir de un palmarés tan amplio en tan poco tiempo. El dato es aún más asombroso si se tiene en cuenta que el Barcelona fue el primer club de primer nivel al que dirigió Pep Guardiola. Durante su etapa de cuatro años el conjunto culé se convirtió en una referencia no solo por sus éxitos sino también por su juego, un estilo que se utilizó como paradigma de lo que era el buen fútbol: líneas de presión adelantadas, incontables toques de balón, abrumadora posesión y movilidad infinita de sus jugadores.

No es de extrañar, por ello, que los aficionados del club azulgrana sigan fantaseando con la vuelta del que puede haber sido el mejor entrenador de la historia del equipo. Sin embargo, el de Santpedor se ha encargado de pinchar el globo. «No soy la solución», sentenció Guardiola en Doha, donde se encuentra con su actual club, el Bayern de Múnich.

Los rumores que relacionan al canterano barcelonista con el banquillo del Camp Nou no han cesado desde que se ha empezado a cuestionar a Luis Enrique. El que más fuerza cobraba es el que relacionaba el retorno de Guardiola con otra vuelta, la de Joan Laporta a la dirección del club. Una posibilidad que el técnico del Bayern negó: «Laporta no ha dicho eso. Tú lo has leído, pero esas palabras no han salido de su boca». «Hay muchas opciones y la gente correcta tomará las decisiones más acertadas para mantener al Barça como uno de los mejores clubes del mundo», dijo el técnico español en un intento de levantar de su antiguo club. La moral azulgrana está bajo mínimos últimamente y no mejora al certificar que no podrán contar con un entrenador que tiene un aura casi mesiánica en Barcelona. La salvación, en este caso, no podrá llegar desde Santpedor.