Las Provincias

Violencia

La Policía conocía la cita para pegarse «a mano abierta»

Un furgón del Cuerpo Nacional de Policía a la entrada del Tanatorio Albia de La Coruña.
Un furgón del Cuerpo Nacional de Policía a la entrada del Tanatorio Albia de La Coruña. / EFE
  • Los radicales concertaron el encuentro hace dos semanas y el mensaje llegó a los servicios de Información

La Policía conocía la cita entre ultras del Frente Atlético y de Riazor Blues concertada hace dos semanas, vía WhatsApp, para pegarse en los alrededores del Calderón la mañana del domingo «a mano abierta», según desvelaron este martes fuentes de las Fuerzas de Seguridad. Un mensaje entre los máximos responsables de los radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo, en el que se anunciaba el encuentro, en teoría sin armas blancas ni objetos contundentes, llegó a los servicios de Información de la Policía.

Sin embargo, otras fuentes aseguran que el informe elaborado «no fue lo suficientemente exhaustivo», no sólo para que el partido entre ambos equipos fuese declarado de «alto riesgo», para disponer de mayor número de efectivos y controlar a los violentos que se disponían a protagonizar una guerra a orillas del Manzanares, sino para advertir a los antidisturbios de que se desplazaran a las inmediaciones del Calderón a primeras horas del domingo.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha insistido en que «la Policía no estaba alertada de que llegaban autobuses de radicales del Deportivo ni de que hubiera una quedada con ultras de otros equipos», pero fuente del Ministerio de Interior han dejado en evidencia a la dirigente 'popular' al desvelar el encuentro entre radicales. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ya reconoció el día anterior que, aunque «no constancia», sí «se tenía sospecha» de la llegada a Madrid de algún autobús procedente de Galicia con ultras del Deportivo.