Las Provincias

vídeo

Antunes golpea el balón. / Efe

Jornada 7

El Málaga vence contra los elementos

  • El timorato Granada perdió de penalti contra un rival con diez jugadores

Un penalti por una presunta mano del chileno Manuel Iturra, le dio el triunfo al Málaga ante el Granada, que se adelantó en el marcador en el primer minuto de juego por mediación de El Arabi y no aprovechó su superioridad numérica desde el minuto 72, cuando fue expulsado el argentino Marcos Angeleri.

Era un partido de urgencias para ambos equipos, aunque el conjunto granadino, con dos derrotas consecutivas, salió mejor que su rival e incluso se adelantó en el marcador en el primer minuto.

Un disparo lejano de Rochina, tras un fallo defensivo del debutante Angeleri, lo rechazó el guardameta camerunés Carlos Kameni, y el delantero El Arabi, que se encontraba dentro del área grande, aprovechó el balón perdido para conseguir el primer gol del partido.

El Málaga, sorprendido e indeciso, con pérdidas constantes de balón, no reaccionaba ante un Granada bien plantado, presionando en el centro del campo con Fran Rico e Iturra, y con rápidos contragolpes llevados por El Arabi y el colombiano Jhon Córdoba.

El conjunto malagueño intentaba dominar, con Amrabat merodeando el área contraria, y con el Granada bien armado y sin sufrir. Veintisiete minutos llevaba el Málaga sin tirar a portería.

Muchos acercamientos pero escasa pegada, que era su condena. Un lanzamiento desde la frontal del área del portugués Ricardo Horta, hizo sentir el gol, pero se fue fuera. El Málaga se fue al descanso sin hacer intervenir al guardameta Roberto y con 0-1.

El equipo local salió voluntarioso, protegiendo el balón, intentando llegar al área granadina, pero sin peligro. Cincuenta y nueve minutos tardó el Málaga en tirar a portería y fue el delantero paraguayo Roque Santa Cruz, aunque su disparo lo atajó Roberto.

Y en la jugada siguiente, un pase del recién salido Samu Castillejo a Juanmi, y éste cuando iba a lanzar se encontró con la salida de Roberto, cayendo el balón a Santa Cruz, que empujó el balón empatando el encuentro.

El partido tomó otra dimensión. El Granada, encerrado, defendía los ataques malaguistas, que buscaban el segundo gol. El técnico del Granada, Joaquín Caparrós, refrescó el once con la salida del delantero Success, que protagonizó un eslalon y cuando encaraba a Kameni, Angeleri, le trabó. Falta fuera del área y expulsión del jugador del Málaga.

La falta no la aprovechó el Granada, demasiado tranquilo con el empate. El Málaga quería algo más y, tras una internada por la derecha, el centro de Samu Castillejo pareció tocar de rebote en la mano de Iturra. A instancias de su asistente, Velasco Carballo señaló penalti.

Vitorino Antunes lanzó la pena máxima y batió a Roberto en el minuto 80, poniendo por delante al Málaga. Los últimos minutos el Granada se lanzó a por el empate, pero el conjunto malagueño defendió el resultado y los tres puntos, poniendo fin a una sequía de cinco partidos sin victoria.

Temas