Las Provincias

vídeo

Berjón (i) dispara ante Morales. / EFE

Jornada 7

El Eibar se agarra a la heroica

  • El equipo vasco igualó por dos veces la ventaja de sus rivales

El Eibar empató este sábado (3-3) en el minuto 92 en el campo de Ipurúa ante un gran Levante en un partido loco en el que los valencianos se habían adelantado por 0-2 al descanso.

El Levante hizo dos goles en la primera parte y otro tras el descanso (cuando sólo había marcado 1 tanto en los 6 encuentros anteriores), pero los guipuzcoanos no dieron por perdido el encuentro ni con el 0-2 ni con el 2-3, y marcaron 3 tantos en la segunda mitad en un alarde de pundonor y fe.

El entrenador de los eibarreses, Gaizka Garitano, hizo 3 cambios respecto al partido anterior ante el Athletic Club al dar entrada inicialmente en el Eibar a Abraham, Javi Lara y Angel Luis Rodríguez (ex-jugador del Levante) en lugar de Lillo, Capa y Piovaccari, quienes se quedaron en el banquillo. José Luis Mendilibar alineó en la portería levantinista a Diego Mariño en lugar de Jesús Fernández.

El primer disparo fue obra del visitante José Luis Morales, extremo del Levante que la pasada temporada (2013-2014) fue cedido al Eibar, y paró Xabi Iruretagoiena. El propio Morales lo volvió a intentar poco después desde fuera del área y esta vez su tiro cruzado raso pegó en el poste y entró en la portería guipuzcoana. El exeibarrés no celebró el gol (m. 1) por respeto a su anterior equipo y a su afición.

Los entrenados por José Luis Mendilibar (hace 10 años dirigió al Eibar y lo conoce bien), que sólo habían marcado un tanto en las 6 jornadas anteriores -sirvió para ganar en Granada-, encontraron muy pronto el camino del gol y con el marcador a favor jugaron cómodos, sin presión.

El Eibar reaccionó pronto y asumió el mando del partido. Su defensa lateral diestro, Bóveda, recibió un balón en el área pequeña, pero estuvo lento para girar y desaprovechó la ocasión de disparar, y tampoco centró a Angel, que estaba a su lado.

El azulgrana Javi Lara tuvo la oportunidad de empatar, empalmó un balón en el segundo palo y su disparo fue cerca del poste levantinista. Saúl Berjón vio adelantado al portero Mariño y disparó en vaselina desde unos 30 metros, pero Mariño evitó el empate cuando el público ya cantaba el gol.

Raúl Albentosa también pudo igualar el marcador, pero su remate de cabeza a bocajarro en el área pequeña a saque de falta de Javi Lara lo paró de nuevo Mariño, que se encontró el balón.

Justo antes del descanso, tras perder Angel un balón, Morales (una pesadilla para su exequipo) inició una jugada, disparó, se produjo un rechace, que le llegó a Camarasa, que tiró y marcó de tiro raso el 0-2, un tanteo algo excesivo porque no hubo tanta diferencia, aunque el Levante aprovechó su efectividad ante el gol.

En el descanso Gaizka Garitano sacó al césped a Lillo y Piovaccari, que sustituyeron a Abraham y Angel. Nada más comenzar la segunda parte, Javi Lara disparó, pegó en un defensa (Pedro López), salió desviado y entró en la portería de un sorprendido Mariño. Era el 1-2 (m. 46).

En una jugada ensayada a balón parado, situada cerca del córner, Javi Lara centró al borde del área, donde empalmó una volea prodigiosa Saúl Berjón y el balón entró como un misil en la portería para igualar el encuentro (2-2).Piovaccari volvió a marcar para el Eibar (m. 75), pero el gol fue anulado por un dudoso fuera de juego.

El partido estaba abierto y, con Raúl Navas en el suelo sangrando por un golpe, el árbitro dejó seguir una jugada que acabó con gol del visitante Víctor Casadesús, que disparó desde la frontal y el balón entró por la escuadra, marcando el 2-3.

El Eibar pudo volver a empatar. Bóveda cabeceó una falta alto y un disparo de falta de Javi Lara se fue desviado por poco (m.90). Quien sí logró la igualada (3-3) en el minuto 92 fue el delantero italiano Federico Piovaccari, con un disparo con la derecha tras una jugada de casta de Albentosa.