Las Provincias

Jornada 3

El Villarreal no supera el plan de Caparrós

vídeo

Iturra (a) intenta robar el balón a Vietto. / AFP

  • Ninguno de los dos equipos fue capaz de encontrar el camino del gol

El Granada CF y el Villarreal empataron sin goles en el Estadio Nuevo Los Cármenes en un encuentro en el que las ocasiones más claras llegaron al final, sobre todo para los locales, que se toparon un sensacional Sergio Asenjo.

El cuadro visitante tuvo más posesión de balón, sobre todo en una primera parte aburrida y sin opciones de gol, aunque los andaluces mejoraron con los cambios y acabaron asediando a un oponente que no renunció nunca al triunfo

Con demasiado respeto entre ambos equipos y mucho más acierto de los contendientes en tareas defensivas que ofensivas transcurrió una primera parte en la que no se produjo ningún disparo entre los tres palos.

El Granada tuvo un inicio de partido fulgurante disponiendo a los tres minutos de su mejor ocasión del primer tiempo, pero el cabezazo del joven nigeriano Isaac Success se marchó ligeramente desviado.

El Villarreal fue creciendo con el paso de los minutos a partir de crecer su posesión del balón y su contestación llegó en un chut del activo Mario Gaspar, tras cazar un rechace en el área, que tampoco encontró portería.

Superada la media hora pudieron marcar de nuevo los visitantes en un contragolpe que acabó con un disparo fuera del argentino Luciano Vietto cuando estaba en franca posición para acertar.

La segunda mitad tuvo más ritmo y ambos equipos se mostraron más peligrosos, a lo que ayudó los cambios realizados por ambos técnicos, aunque tampoco es que hubiera un aluvión de ocasiones.

Roberto Fernández tuvo que intervenir por primera vez en un intencionado cabezazo del brasileño Gabriel Paulista que se encontró el rechace del cancerbero a córner (53).

La respuesta rojiblanca llegó con otro testarazo, este muy intencionado de Alfredo Ortuño tras anticiparse a la zaga, que puso a prueba a Sergio Asenjo (59').

Roberto casi se complica la vida un cuarto de hora después cuando un mal despeje ante Denis Cheryshev casi le cuesta el gol a favor de los visitantes.

Pese a dar la sensación de que a ninguno de los contendientes le disgustaba el empate, los dos se volcaron en los instantes finales, sobre todo el Granada , contando con claras posibilidades de romper el resultado inicial.

Después de que Vietto y Cheryshev probaran desde lejos a Roberto, Asenjo realizó cuatro paradas providenciales para salvar a los suyos.

Una ante el venezolano Darwin Machís, otra ante Fran Rico en una falta lejanísima que se envenenó y dos más, que fueron extraordinarias, ante los colombianos Jhon Cordoba y Jeison Murillo, está última en un cabezazo a bocajarro.