Las Provincias

fútbol

Luis Suárez, cinco horas ante el TAS, que resolverá la próxima semana

Luis Suárez abandona el Tribunal de Arbitraje Deportivo.
Luis Suárez abandona el Tribunal de Arbitraje Deportivo. / Laurent Gillieron (EFE)
  • La FIFA insiste en que se ratifique la sanción de cuatro meses, según desveló el abogado del futbolista uruguayo del Barça

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) adoptará la próxima semana, «probablemente antes del 17 de agosto», su resolución sobre Luis Suárez, después de cinco horas de comparecencia del delantero uruguayo del Barcelona para intentar obtener una reducción, o al menos la suspensión cautelar, de la sanción impuesta por la FIFA por morder al italiano Giorgio Chiellini.

En principio, Luis Suárez, castigado con cuatro meses de suspensión, no podría regresar a los terrenos de juego hasta el 26 de octubre, precisamente, cuando debe disputarse el primer clásico de la Liga 2014-2015 en el Santiago Bernabéu, correspondiente a la novena jornada. Sin embargo, se espera en que el TAS rebaje la sanción, para permitir que el futbolista que ha costado 81 millones al Barça adelante su debut con la camiseta azulgrana.

Luis Suárez aún no ha podido ser presentado ni entrenarse aún con el Barcelona a causa de su mordisco a Chiellini en el Mundial de Brasil y la consiguiente inhabilitación decretada por la FIFA. Sin embargo, a favor del uruguayo juega, no sólo que pidió, aunque tarde, públicamente perdón por su acción antideportiva, sino que la propia víctima reclamó que se le redujese el castigo para que al futbolista azulgrana no se le negase el derecho a ejercer su trabajo.

El propio presidente de la FIFA, Joseph Blatter, calificó la sanción como «muy severa», aunque defendió la independencia de la Comisión de Disciplina del organismo mundial. Sin embargo, la FIFA «sigue insistiendo» en que se ratifique la sanción a Luis Suárez, según aseguró Alejandro Balbi, abogado del futbolista.

«Presentamos las pruebas, se analizaron los vídeos, hubo controversias con la FIFA y fue un juicio particular, porque fue bilingüe, parte en inglés y parte en español», desveló Balbi, quien subrayó que el máximo organismo futbolístico «ratificó lo publicado con anterioridad».

El Bota de Oro europeo de la pasada temporada, junto a Cristiano Ronaldo (31 tantos con el Liverpool), llegó antes de las 08.30 horas de este viernes a la sede del TAS en Lausana (Suiza), en taxi, acompañado de su representante, Pere Guardiola, y de un grupo de abogados, representantes no sólo del propio futbolista (dos letrados), sino también del Barcelona y de la federación uruguaya. Después de presentar las correspondientes alegaciones en su defensa, Luis Suárez abandonó el edificio y, antes de subirse a una furgoneta negra, se detuvo para firmar algunos autógrafos en los balones que le habían llevado unos niños que le esperaban. Posteriormente, el uruguayo se dirigió al aeropuerto de Ginebra para tomar un vuelo de regreso a Barcelona.

Con una camisa de cuadros blancos y azules, y una mochila en la espalda, el delantero uruguayo -también sancionado con nueve partidos con su selección-, no hizo declaraciones ni a su llegada ni a su salida de la sede del TAS, integrado por tres árbitros designados para el caso. Uno de ellos lo elige el jugador, otro la FIFA y el tercero el propio tribunal. «El laudo arbitral completo y motivado se publicará en una fecha posterior (a la resolución)», anunció este viernes el comunicado del TAS.