Fútbol

Liga Europa

Jornada 6

Derrota intrascendente del ‘equipo B’ del Villarreal

Ramiro, del Villarreal, disputa un balón con Schoenfeld, del Maccabi. /José Jordán (Afp)
Ramiro, del Villarreal, disputa un balón con Schoenfeld, del Maccabi. / José Jordán (Afp)

Hasta siete canteranos puso en liza Javi Calleja en un partido sin nada en juego en el que el Maccabi se llevó la victoria por la mínima

JUANJO GONZALO

Los aplausos y las sonrisas de los israelíes mostraban una felicidad inusual hasta el momento en la segunda competición continental. Incluso algunos aficionados del Maccabi lo celebraban tras el pitido final mientras los jugadores les agradecían el masivo desplazamiento hasta Villarreal, y no era para menos. El Maccabi lograba en el Estadio de La Cerámica su primera victoria de la fase de grupos contra un Villarreal ya clasificado y repleto de jugadores del filial. Un solitario tanto anotado por Blackman cerró el camino tortuoso de los de Jordi Cruyff en la Liga Europa.

No había nada en juego en Villarreal, y se notaba en el ambiente. Con algo más de media entrada en las gradas, uno de los pocos alicientes para la cita continental era disfrutar de los siete canteranos –además de Adrián Marín- que puso en liza Javi Calleja y comprobar que muchos de ellos son el futuro de un equipo que cuida a sus jóvenes como nadie. No estuvo, por sorpresa, un Sergio Asenjo que parecía fijo bajo los palos, en una decisión que puede significar su regreso a la titularidad en la competición doméstica el domingo frente al Barcelona.

Lejos de funcionar la presencia de la segunda –o incluso tercera- unidad en el partido, se vio a un Villarreal lento con el balón, incapaz de superar la manida defensa israelí y con muy poca presencia de los futbolistas de ataque. Ni siquiera Roberto Soriano supo desarbolar al equipo de Cruyff, que acudió a Castellón con la misión de sumar y, sobre todo, de no marcharse de la Liga Europa con el dudoso honor de ser el primer equipo en no haber anotado un solo tanto. Lo evitó el inglés Blackman superando en la salida a Barbosa, tras un despiste defensivo de la zaga amarilla, que hasta ese momento vivía una tarde plácida.

0 Villarreal

Barbosa, Rukavina, Genís, Pau Torres, Adrián Marín, Chuca, Ramiro Guerra (Raba, m.80), Morlanes (Sergio Lozano, m.77), Soriano (Pedro Martínez, m.64), Mario González y Darío Poveda.

1 Maccabi

Rajkovic, Ricca (Battocchio, m.86), Tibi, Babin, Davidzada, Shpungin, Peretz, Golasa, Micha (Dasa, m.72), Schoenfeld y Blackman (Atar, m.89).

GOL:
0-1, m. 60: Blackman.
ÁRBITRO:
Mads Kristoffer Kristoffersen (Din). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Tibi y Peretz.
INCIDENCIAS:
Partido de la sexta y la última jornada del grupo A de la Liga Europa disputado en el estadio de La Cerámica.

La poblada grada del Maccabi en el Estadio de La Cerámica, muy presente durante todo el choque, celebró la victoria en un partido en el que apenas se vio nada más. Tan sólo algunos acercamientos timoratos de la versión más joven del Villarreal, un disparo muy claro del combativo Poveda que mandó al limbo y un fallo a puerta vacía del canterano Diego González. Con algo más de mordiente se vio al equipo tras la salida al campo de Raba, que logró uno de los tantos ante el Astaná, aunque finalmente no consiguió el premio del gol. Le faltó algo de madurez a un conjunto, el de Calleja, que demostró ser muy atrevido y seguir la fiel filosofía del club.

La derrota, que no afecta en nada al grupo, es la primera que encaja el ‘submarino’ en esta Liga Europa tras una fase inmaculada en la que ha conseguido encauzar la clasificación de manera excelente. Ahora toca esperar rival en esta bonita competición continental con la que tan ilusionado parece el conjunto castellonense en las últimas temporadas.

Fotos

Vídeos