Las Provincias

LIGA EUROPA

El Villarreal pone rumbo a los dieciseisavos

Los jugadores del Villareal celebran uno de los goles ante el Zúrich
Los jugadores del Villareal celebran uno de los goles ante el Zúrich / Afp
  • El equipo español fue de menos a más y demostró que tiene una gran calidad en su plantilla para pensar en hacer la machada este año en la Europa League

El Villarreal sabía que debía ganar para dar un golpe sobre la mesa en su grupo y no falló. Lo hizo con más dificultad de la que el marcador reflejó cuando el colegiado pitó el final. Una victoria amplia que encierra un engaño sobre lo que sucedió. Porque el Zúrich fue un rival tan duro como se esperaba. Simplemente la falta de físico de los suizos benefició en demasía a los castellonenses y provocó que el castillo defensivo que había articulado Challandes se derrumbara como si de naipes se tratara. Cani, Vietto, Bruno y Gio fueron los goleadores en una noche mágica para los ‘amarillos’. Convirtieron en líderes a sus compañeros a través del esfuerzo, el trabajo y la calidad que atesoran todos sus integrantes. Sobre todo destacó Espinosa, jugador a tener muy en cuenta.

Empezó pronto el Villarreal a encarrilar un encuentro que se presumía sencillo. A los seis minutos Cani anotó un gran tanto tras una bonita jugada de Jonathan Dos Santos donde se vieron las carencias defensivas del rival suizo. Pero cuando los aficionados ponían rumbo a la merecida cena del descanso, Schonbachler dejó helados en la noche calurosa de la costa levantina a todos los seguidores. Empató cuando pocos lo esperaban aunque muchos ya vaticinaron que este Zúrich iba a dar guerra. La pésima sorpresa que había provocado el tanto contrario hizo que el técnico asturiano de los villarrealenses pusiera las pilas a todos los integrantes del plantel en los vestuarios.

En el comienzo de la segunda mitad Marcelino decidió que era mejor no esperar muchas sorpresas y lanzar un aviso a todos sus hombres: había que ganar por la fuerza y la calidad de la que presumían sus muchachos. Por ello Vietto y Bruno Soriano pudieron acertar de cara a la portería defendida por Da Costa, cuando este estaba haciendo un gran partido. Sobre todo hay que destacar el gol de Soriano, que fue de una factura bellísima. El tanto de la jornada en Europa y seguramente de la presente temporada en la competición. Espinosa fue un quebradero de cabeza para la defensa helvética y puso ese punto de rapidez en los momentos claves para romper la línea enemiga y entregar en bandeja goles y asistencias por doquier. La victoria, cómoda hasta el pitido final, tuvo su guinda con el tanto final de Gio para que el líder Villarreal siga con una racha imparable y presente con seriedad su candidatura a hacer algo muy grande en la Europa League.

Temas