Las Provincias

Fútbol | Liga Europa

Uche sale, empata y se lesiona

fotogalería

Uche se duele tras marcar el gol. / Ina Fassbender (Reuters)

  • El conjunto de Castellón remonta el gol local con un tanto del delantero nigeriano, que se tuvo que marchar lesionado tras marcar

Esperanzador regreso a Europa del Villarreal tras dos años alejado de las competiciones continentales. En un duelo en el que fue de menos a más y Marcelino acertó en los cambios, firmó un valioso empate en feudo del Borussia de Moenchengladbach gracias a un gol de Uche. Recién recuperado de una lesión, el nigeriano salió como revulsivo, marcó en la primera que tocó y se tuvo que ir, primero en camilla y después cojeando, tras chocar en esa misma jugada con el portero.

En el Borussia Park, el ‘submarino amarillo’ cerraba una herida que le dejó muy tocado tras caer ante el Nápoles en la fase de grupos de la Champions 2011-2012 y meses después descender a Segunda. Cumplió en un duelo difícil ante un histórico, campeón cinco veces de la Bundesliga, referencia mundial en los 70 y reciente ganador por 4-1 ante el Schalke en su país. Como anticipó el técnico Marcelino, el Moenchengladbach es un equipo parecido al suyo, dinámico, rápido, versátil y acostumbrado al 4-4-2.

Al equipo español le faltaron oficio y descaro en el comienzo, aunque Cheryshev dispuso de una gran ocasión tras robar y terminar él mismo la jugada. La gran parada de Sommer, exguardameta del Basilea, preludió, además, el tanto alemán. Un balón largo del central y un mal despeje de Víctor Ruiz permitieron a Herrmann disparar a placer. Bajo una lluvia incesante, pudo ser todavía peor para el Villarreal en el primer tiempo. Por suerte, Sergio Asenjo arregló a tiempo su propio error en un blocaje.

Tras el descanso, el Borussia cedió el balón y los espacios al equipo de La Plana, que se fue animando a medida que aparecía Cani. Si este jugador entraba más en juego que Kramer, campeón del mundo en Brasil, había noticias esperanzadoras. Cheryshev pudo empatar pero se llenó de balón y tiró alto justo antes de entrar Trigueros, más creativo que Pina. Marcelino, con gran cintura en el banquillo, recurrió al reaparecido Uche para buscar más mordiente y el nigeriano empató en la primera que tocó. Aprovechó un gran pase de Trigueros, la cruzó y se lesionó. Fue uno de los pocos despistes de la zaga que lidera el exatlético Álvaro Domínguez.