Final

El tridente veloz compensa el desequilibrio defensivo pese a Van Dijk

Sadio Mané, durante una acción de la final. / Efe

Salah interrumpe su Ramadán por la final, Mané manda 300 camisetas a su pueblo, Firmino quiere demostrar que puede ser el '9' de Brasil en el Mundial y el central busca demostrar la valía de su fichaje

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Los pronósticos de los expertos y las casa de apuestas dicen que el favorito es el Real Madrid, por sus tres finales ganadas en las últimas cuatro ediciones. Pero en el Real Madrid no se fían y piden respeto para el Liverpool. Por algo es el tercer club con mejor palmarés en Europa (cinco 'orejonas') y aspiran con un tridente de ataque lograr un sexto trofeo. Su técnico, Jurgen Klopp, sabía este invierno las fortalezas y debilidades del equipo. Por eso, cuando sabía que iba a vender a Philippe Coutinho, eligió un jugador para reforzar su equipo en enero: Virgil Van Dijk.

El central, entonces en el Southampton, tenía propuestas de muchos clubes europeos pero el técnico alemán le convenció. El holandés ha explotado en Inglaterra tras una trayectoria errática: de descartado para el Ajax por Frank de Boer (uno de los últimos centrales holandeses en ganar una Champions) cuando no valía ni 3 millones y olvidado en la selección por Guus Hiddink en la fase de clasificación para la Euro 2016 - en la que la 'oranje' quedó fuera del torneo, a central más caro del mundo (80 millones hace sólo cinco meses) y pilar defensivo de un finalista de la Champions League. «Por mi posición, tengo que estar muy seguro. Seré yo mismo. Todo el club y Liverpool me han ayudado mucho desde el día uno. Y los buenos resultados ayudan. Anfield es mi casa y me encanta jugar aquí. Como club se merece estar en la final. Ojalá que nos salga bien. Ganar la Copa de Europa está en el ADN del Liverpool y estamos en el buen camino para conseguirlo», explica el defensa más caro de la historia.

«Por mi posición, tengo que estar muy seguro. Seré yo mismo. Todo el club y Liverpool me han ayudado mucho desde el día uno. Y los buenos resultados ayudan» VIRGIL VAN DIJK

El rendimiento de la defensa 'red' será clave en el posible éxito de los ingleses, que no tienen duda del rendimiento de su trío ofensivo, el más prolífico del torneo. «Lo más importante para nosotros es ayudar al equipo a marcar goles. No importa quien marque. Ganar partidos, conseguir puntos, eso es lo más importante para nosotros. Ninguno de nosotros es egoísta o solo quiere marcar. Tratamos de ayudarnos unos a otros para marcar goles». Así explica el éxito de este ataque Mohamed Salah, que lleva 44 tantos esta temporada (de los 90 del tridente), 32 de ellos en Premier League. Es solo superado en la lucha por la Bota de Oro por Leo Messi (34) y ha hecho 10 goles en esta Champions, los mismos que Roberto Firmino y uno más que el senegalés Sadio Mané.

El egipcio, tras estar con el ayuno desde el pasado 16 de mayo, ha suspendido el Ramadán para poder estar en plenitud de condiciones ha hecho un alto durante los días críticos.

Así lo ha revelado Rubén Pons, el fisioterapeuta español que trata a la estrella del Liverpool: «Por lo que yo sé en Marbella sí hacía el Ramadán. Sin embargo, se estableció un plan para estos días. El jueves, el viernes y el día del partido no lo hará, por lo que no le va a afectar. Después de la final lo volverá a retomar».

Mané y su incrédulo amigo 'red'

Salah, la gran revelación en su primera temporada en Anfield tras un paso por Italia (Roma y Fiorentina) en el que brilló como nunca hizo en el Chelsea, destaca también el compañerismo del grupo: «Somos amigos. La mayoría de nosotros salimos a cenar juntos o pasamos tiempo juntos. Eso nos ayuda durante los partidos. Estamos cerca los unos de los otros. Estamos creciendo como grupo, especialmente durante los últimos meses».

De los goles de Salah, Firmino y Mané dependerán en gran parte las posibilidades de éxito del Liverpool. «El Madrid ha ganado este trofeo más que nadie, tiene mucha experiencia pero es un partido, no dos. Así que solo necesitamos centrarnos y no pensar en nada del pasado. Cuando llegas al partido, es solo once contra once» dice sobre el ogro de la competición, que ha ganado seis Champions en color, igualando las de blanco y negro. Entre medias perdió una final precisamente contra el Liverpool, en 1981 en París.

«El Madrid tiene mucha experiencia pero es un partido, no dos. Así que solo necesitamos centrarnos y no pensar en nada del pasado. Cuando llegas al partido, es solo once contra once» mohamed salah

Aquellos eran otros tiempos. Era casi imposible que un senegalés jugase un encuentro de ese nivel. Ahora, puede ser clave. Sadio Mané espera que Bambali, su pueblo natal, se paralice y sus 2.000 habitantes se pongan delante de la televisión para verlo jugar en Kiev. Por eso, envió camisetas del Liverpool para que sus vecinos las vistan durante la final. No olvida que en 2005, cuando tenía 13 años, siguió de este modo la inolvidable final de 2005 con victoria del Liverpool sobre el Milan junto a «un gran amigo mío, que es un fanático del Liverpool, que con el 3-0 de desventaja se desentendió del partido salió de allí corriendo como un loco para escapar».

«Un gran amigo mío, que es un fanático del Liverpool, que con el 3-0 de desventaja se desentendió del partido salió de allí corriendo como un loco para escapar pero volvió tras el 3.3 t la victoria a penaltis» sadio mané

Recuerda Mané que «el Milan ganaba 3-0, después el Liverpool consiguió empatar 3-3 y venció en penaltis. Mi amigo regresó a la conclusión del encuentro y no podía creerlo. Fue un gran recuerdo para mí. La vi en mi pueblo y en ese momento no estaba apoyando al Liverpool. En aquella época era un seguidor del Barcelona. Si por aquel entonces me lo hubieran dicho, que estaría jugando la final de la Champions League, no me lo hubiese creído. Ojalá ganemos. Mi familia todavía vive en el pueblo. Mi madre y mi tío. Todos van a estar atentos al partido. Compré 300 camisetas de Liverpool para enviárselas a los vecinos de Bambali, para que los aficionados puedan usarla para ver la final», afirmó. Mané antes de contar que habló con su amigo antes de la final en Kiev. «Todavía está en Senegal. Me pidió que esta vez no nos pongamos 3-0 abajo en el marcador».

Firmino, desmarques y goles

El último integrante del tridente es Roberto Firmino, cuya presencia en la lista de Tite para el Mundial ha levantado algunas críticas en Brasil. «Es un número diez que ha aprendido a jugar como número nueve», resumió el seleccionador que recuerda que «Firmino y Gabriel Jesús pueden jugar juntos».

«Ganar la Champions sería algo único; es un título muy especial. Si tenemos la suerte de ganarla será un momento muy emocionante tanto para mí como para el equipo» roberto firmino

Si en Brasil hay dudas sobre él, en Liverpool no existen. Es un ídolo, al que se aprecia su trabajo para abrir huecos a sus compañeros. «Salah y Mané, son clase internacional, pero no todos los días. Firmino, es la clase internacional, todos los días», explicó Klopp sobre este delantero de 26 años formado en el Figueirense, que llegó a Europa, al Hoffenheim en 2010, y que tras cinco temporadas en la Bundesliga fichó por el Liverpool en 2015. «Ganar la Champions sería algo único; es un título muy especial. Si tenemos la suerte de ganarla será un momento muy emocionante tanto para mí como para el equipo».

Fotos

Vídeos