Liga de Campeones

Madrid-PSG, Chelsea-Barcelona y Sevilla-Manchester United, en octavos

Foto: UEFA | Vídeo: Europa Press

Mbappé y Neymar jugarán en el Bernabéu, pero no de blanco, Cesc y Pedro volverán al Camp Nou y Berizzo buscará la revancha ante Mourinho

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Para tratarse del primer cruce sin retorno, el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones no pudo resultar más atractivo y a la vez duro para los tres representantes españoles que siguen en liza. El Real Madrid, vigente campeón continental, y el Barcelona tendrán que disputar dos duelos que cabe calificar de finales anticipadas ante el París Saint-Germain y el Chelsea, respectivamente, mientras que el irregular Sevilla de Eduardo Toto Berizzo, técnico al que para entonces ya se le espera en condiciones de poder dirigir al equipo tras ser intervenido de un cáncer de próstata, se las verá contra el experimentado Manchester United de José Mourinho.

Duelos que presagian grandes emociones tras un sorteo condicionado por tres aspectos: no podían medirse adversarios del mismo país, tampoco equipos que ya se enfrentaron en la primera fase, por lo que los de Zidane evitaban al Tottenham, los de Valverde a la Juventus y los andaluces al Liverpool, y los ocho clubes que ganaron sus liguillas tendrán la teórica ventaja de disputar los choques de vuelta en sus estadios.

«La suerte está echada, al Real Madrid le gustan los grandes retos y éste, sin duda, es apasionante. Será una de esas eliminatorias que gustan en el Bernabéu», subrayó el exjugador guipuzcoano Xabi Alonso, la mano inocente del sorteo celebrado en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza). «El título de favorito no vale para nada, pero, en todo caso, es complicado concedérselo a algún equipo. El Chelsea tiene una forma de jugar muy definida con Antonio Conte y será un rival duro para el Barça. También veo muy interesante e igualada a ida y vuelta la eliminatoria entre el Manchester United y el Sevilla, aunque los de Old Trafford quieren dar un golpe en la Champions tras conquistar la Liga Europa», prosiguió Alonso en beIN Sports.

Más información

Los estados de forma pueden cambiar sobremanera de aquí a febrero y marzo, cuando se dirimirán los octavos, pero a los campeones les correspondió el ‘coco’ del torneo, un nuevo rico que era el gran favorito al título en las apuestas antes del sorteo, que cuenta con un tridente ofensivo de lujo integrado por Neymar, Cavani y Mbappé y que el curso pasado cayó en octavos ante el Barça por ese gol milagroso de Sergi Roberto y tras ser muy perjudicado por el árbitro alemán Deniz Aytekin. Madrid y PSG se parecen por sus figuras con gran vocacion ofensiva y letales con espacios, si bien Unai Emery, técnico de los parisinos, es más sofisticado en la estrategia defensiva que Zidane. Por momento de forma actual, los franceses serían favoritos, pero la historia y la experiencia decantan la balanza hacia los merengues, ganadores de los dos últimos títulos con este bloque de jugadores. Precisamente, hace dos campañas se midieron en la fase de grupos y el Madrid salió vencedor porque ganó en casa y empató en el Parque de los Príncipes.

«Podría haber sido perfectamente una final, pero la suerte desempeña un papel importante en los sorteos. Nos enfrentamos dos aspirantes al título y uno caerá demasiado pronto», analizó Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid. «Ellos cada año son más fuertes y nos exigirán el máximo. Mbappé y Neymar son dos de los jugadores del momento pero nuestro equipo ha ganado dos veces seguidas esta competición y sabe jugarla. Tendremos que llegar bien y estar inspirados», continuió el ‘Buitre’, quien admite que jugar la ida en el Bernabéu puede suponer una desventaja, pero recordó que en la última semifinal el Madrid resolvió con un 3-0 en casa.

Un clásico

El duelo entre el Barça y el Chelsea supondrá revivir citas enormes de hace una década que siempre dejaron polémicas y rencillas, hasta el punto de que los culés llegaron a ser los máximos rivales de los londinenses. Eliminatoria de vidas cruzadas, como las de Pedro o Cesc Fàbregas, y muy esperada por ambos, ya que había un 43,7% de posibilidades de que se enfrentaran.

Situado ahora a nada menos que 14 puntos del Manchester City en la Premier, el Chelsea es un equipo muy físico y eléctrico, con un enorme fondo de armario. Mostró su mejor versión de esta temporada en el Metropolitano, donde fue el único equipo capaz de ganarle al Atlético. Con dos portentos físicos como Bakayoko y Kanté en el eje, la versatilidad de Cesc, el desequilibrio de Hazard y la pegada de Morata, se hacen temibles pese a que la Roma les pintó la cara en la fase de grupos. Para Conte asoma el gran reto de tratar de frenar a Leo Messi.

«El Bayern y el Chelsea eran los más fuertes en teoría y basta que no quieras algo para que te salga, pero bienvenida sea la eliminatoria», afirmó Guillermo Amor, director de Relaciones Institucionales del club azulgrana. «Jugar la vuelta en casa puede ayudar un poquito, pero nunca se sabe. Ellos no paran en navidades, pero nosotros también tenemos Copa en enero. El equipo está bien, no pierde desde la Supercopa y somos optimistas», añadió.

Después de no perder en la liguilla ante el Liverpool, el Sevilla vuelve a Inglaterra, precisamente donde fracasó el curso pasado al caer a estas alturas frente al sorprendente Leicester de Claudio Ranieri. Será una revancha personal para Berizzo, que con el Celta perdió ante el Manchester United en las pasadas semifinales de la Liga Europa, marcadas por esa ocasión pintiparada que erraron entre Beauvue y Guidetti en Old Trafford.

El equipo de Mourinho, vigente campeón de la segunda competición continental, se ha reforzado de maravilla con jugadores como Matic y Lukaku, maneja todos los registros aunque no brille, y es claramente favorito. «Será una eliminatoria muy complicada pero todos los rivales son difíciles. El Celta ya hizo méritos el curso pasado para dejarles fuera de la final de Estocolmo y nosotros debemos mejorar para tener opciones. Si jugamos como en el Bernabéu, no pasaremos», advirtió el director deportivo de los hispalenses, Óscar Arias.

Al margen de los equipos españoles, el sorteo deparó un atractivo Juventus-Tottenham que dejará como anécdota el regreso del riojano Fernando Llorente a Turín, y resultó afortunado para Bayern y City, muy favoritos frente al Besiktas turco y el Basilea, respectivamente. En un plano menor en cuanto al cartel de candidatos al título, la Roma debería pasar ante el Shakhtar ucraniano, mientras que Iker Casillas y su Oporto afrontarán una doble cita equilibrada ante el Liverpool, cinco veces campeón.

Liga de Campeones: Octavos de final:

Juventus-Tottenham (13 de febrero y 7 de marzo)

Basilea-Manchester City (13 de febrero y 7 de marzo)

Oporto-Liverpool (14 de febrero y 6 de marzo)

Real Madrid-PSG (14 de febrero y 6 de marzo)

Chelsea-Barcelona (20 de febrero y 14 de marzo)

Bayern-Besiktas (20 de febrero 14 de marzo)

Sevilla-Manchester United (21 de febrero y 13 de marzo)

Shakhtar-Roma (21 de febrero y 13 de marzo)

Fotos

Vídeos