Krasnodar será la sede a no ser que el sorteo cambie los planes

R.E. MADRID

España estará el 1 de diciembre en el sorteo del Mundial de Rusia en el Kremlin, al que acudirá Julen Lopetegui, y lo hará como una de las favoritas al título. La ilusión ha vuelto desde la llegada del nuevo técnico, que no ha perdido aún. España no acababa un año invicta desde 2012. Pero ni siquiera su impecable racha (12 victorias y cuatro empates en 16 partidos, con 52 goles a favor y diez en contra) le ha permitido ser cabeza de serie. A los siete mejores del mundo se une la anfitriona (con la que España empató) y por tanto España podría medirse a Brasil, Argentina o Alemania en primera fase. Eso no preocupa a Lopetegui, ni tampoco el que sólo dos veces un no cabeza de serie llegó a la final: Argentina en 1986 y Holanda, subcampeona, en 1974. «En un Mundial todos son equipos con muchos argumentos». Conocido el sorteo y los estadios en los que juegue, el cuerpo técnico elegirá su sede para instalar su cuartel general. Una decisión importante, ya que la errónea opción elegida en Brasil supuso un lastre para el equipo. «La sede será definitiva tras el sorteo pero además de las distancias (algunas ciudades están a cinco horas de avión), valoramos otras cosas y por eso es nuestra opción», dijo sobre Krasnodar, que no es una de las 11 ciudades que acogerán partidos en verano.

Fotos

Vídeos