FÚTBOL

Un jugador aficionado muere en un partido

R. D.

El ambiente futbolístico de Albacete está consternado por la muerte de Fran, un jugador de 33 años del Rayo San Antón, de Villarrobledo, que falleció el sábado mientras disputaba un partido del campeonato local de fútbol aficionado. La víctima se desplomó sobre el terreno de juego al sufrir una parada cardiorrespiratoria y recibió una primera asistencia por parte de policías locales y médicos. Sin embargo, dada la gravedad de su estado, se decidió evacuarlo al Hospital General de Albacete, donde falleció.

Fotos

Vídeos