El juez imputa a la valenciana María José Claramunt

María José Claramunt, junto a Javier Gómez, durante un acto de 2007 en el Valencia. / efe

El magistrado tomará declaración entre hoy y el próximo lunes a una docena de investigados y testigos de la trama de la Federación Española

A. GÓMEZ/R. D. MADRID.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha citado a declarar hoy a varios altos cargos de la Federación Española de Fútbol implicados en el escándalo de corrupción del organismo que Ángel María Villar lidera desde hace 29 años. Entre los investigados en el marco de la llamada 'operación Soule' que deberán prestar declaración se encuentra la directora general de la selección, la valenciana María José Claramunt, conocida como 'La Jefa' del equipo nacional e imputada también por el magistrado, según adelantó ayer el diario 'El País'. También podrían haber sido citados la actual secretaria general de la FEF, Esther Gascón, y el presidente de la territorial madrileña, Francisco Díez, que al igual que Claramunt aparecen en el auto del juez Pedraz.

En total son alrededor de una docena de imputados y testigos están citados a declarar desde hoy hasta el próximo lunes en la Audiencia Nacional. Según informaron ayer fuentes jurídicas, estas personas irán desfilando ante el juez Pedraz, a lo largo de esta semana (incluido el sábado) y el lunes que viene, dentro de un caso que está bajo secreto de sumario.

María José Claramunt negoció varios partidos amistosos de la selección española de los que presuntamente se benefició Gorka Villar, además de diversos contratos de patrocinio y de venta de los derechos televisivos, según recoge el escrito judicial y tal como publicó LAS PROVINCIAS el viernes.

Uno de los partidos que figuran en la investigación es el que la selección disputó contra Corea del Sur en 2012. En el auto se recoge que Gorka Villar suscribió un contrato de prestación de servicios con la Federación del país asiático a través de su empresa Sports Advisers por el que percibió 60.500 euros. Días antes, un representante federativo de Corea se había puesto en contacto con Claramunt.

La valenciana aparece también en el auto en relación al amistoso celebrado en Murcia contra Colombia el pasado 7 de junio. En 2011, ambas selecciones ya habían disputado un partido. Después de ese encuentro, la empresa de Gorka Villar facturó más de 55.000 euros a la Federación y a equipos colombianos. La sospecha es que, tras el partido de junio, el modus operandi iba a ser el mismo. El 29 de mayo de 2017, Claramunt consulta a Villar sobre si hay que asumir los gastos de alojamiento de la selección colombiana. Villar contesta: «Hazlo, hazlo». El 6 de junio, un día antes del partido, Claramunt vuelve a consultar con Villar si le debe dar 50 entradas del partido al presidente de la Federación Colombiana. Villar dice que sí.

Fotos

Vídeos