Enriquecimiento de cargos territoriales y diez millones al año sin un destino fijo

La Federación de la Comunitat es una de las investigadas y su presidente admitió que facturó 300.000 euros al año con su agencia

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El auto del juez Pedraz apunta también al entramado creado por Ángel Villar con diverdas delegaciones territoriales. Entre ellas, la de la Comunitat Valenciana, cuyo presidente, Vicente Muñoz, reconoció a LAS PROVINCIAS que facturaba 300.000 euros al año con su agencia de viajes a la RFEF.

«En el ámbito de la Federación Española, federaciones territoriales y órganos vinculados como la Mutua -Muñoz tambiés es consejero-, presumiblemente con conocimiento y consentimiento de los principales dirigentes y con la voluntad de enriquecerse y/o favorecer el enriquecimiento de terceros a costa del patrimonio de dichas asociaciones, Villar creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos (públicos y privados) a sociedades vinculadas y mediante la obtención de determinadas contrapestaciones por dichas adjudicaciones», señala el auto, que considera un exceso en la administración de Villar que, presuntamente, favoreció a cargos territoriales a cambio de que le apoyaran de manera incondicional en su gestión.

En el apartado séptimo del auto, se dice que existen otros hechos delictivos que podrían afectar a Villar y Juan Padrón. Aparecen como investigados otras personas por unos hechos que el juez considera que no es el momento de relatar. «Los mismos tendrían relación con diferentes Federaciones de fútbol como la de Las Palmas, la de la Comunitat Valenciana, de Ceuta, de Melilla, de Madrid y de La Rioja».

El presidente de la Valenciana, Vicente Muñoz, declaró el martes por la tarde en calidad de investigado ante la Guardia Civil por administración desleal. Su agencia de viajes organizaba los desplazamientos de equipos de fútbol sala a Mallorca y estancias de árbitros y seleccciones autonómicas. El servicio lo facturaba a la Federación Española.

El auto de Pedraz habla, tras una grabación telefónica a Gorka Villar y al presidente cántabro, Jose Ángel Peláez, de un reparto anual de diez millones de euros a las territoriales, «que nadie sabe, nadie conoce, qué forma, ni a quién va...».

Fotos

Vídeos