Fichajes

Kiko Casilla busca opciones tras el acuerdo con Kepa

Kiko Casilla./EFE
Kiko Casilla. / EFE

Polémica en Lezama al publicarse que el meta pasó reconocimiento médico con el Real Madrid, que cerró condiciones para su fichaje de una llegada en enero y otra en junio

GONZALO BARQUILLA

El jueves a última hora varios medios anunciaron que Kepa Arrizabalaga pasó «con éxito» un reconocimiento médico con el Real Madrid en la clínica Sanitas de La Moraleja. Más o menos a esa hora Kiko Casilla rindió a buen nivel ante el Numancia en el que pudo ser su último partido como portero del Real Madrid y demostró sus virtudes cuando con una estirada evitó el gol de Higinio, en una de las ocasiones más claras del cuadro local. Al acabar el duelo en Soria, Zinedine Zidane no quiso confirmar la noticia pero tampoco desmentirla y mantuvo su tesis de que no desea salidas en el mercado invernal. El club, dos días antes, le explicó la necesidad de hacerse con Kepa, una oportunidad inesperada del mercado: un meta internacional, de 23 años, con gran potencial e informes positivos personales por parte del preparador de porteros del club (Luis Llopis, que lo entrenó cuando era ayudante de Joaquín Caparrós en Bilbao).

En la «discusión del martes» entre Zizou, Florentino Pérez y José Ángel Sánchez, el técnico francés asumió que la llegada iba a ser inminente, después de que en Abu Dabi le hubiesen informado que tenían atado al vasco para dos fechas: junio y enero, opción preferida ahora por el jugador que desea salir ya en este mercado pese a que está lesionado. La «fractura incompleta, producida por micro-traumatismos de repetición, en la base del segundo metatarsiano del pie derecho» inquieta a las dos partes, ya que existen precedentes de todos los colores: Toni Kroos se recuperó en tiempo récord (apenas un mes), Xabi Alonso (ocho semanas) o Marcelo (tres meses). No ha caído en saco roto que Manuel Neuer recayó en el duelo de Champions League contra los blancos de esa molestia y lleva, en total, nueve meses renqueante.

El club madridista, como viene reconociendo en privado desde hace varias semanas, le explicó al técnico (que prefiere no inquietar al vestuario) que tiene asumido pagar la próxima semana la claúsula de 20 millones pese a que en junio quedaba libre. Eso sí, ahora niega -también en privado- que el jugador haya pasado reconocimiento médico, sobre todo por el tema legal. Kepa, que ya dudó en 2013 si aceptar una oferta blanca cuando aún estaba en edad juvenil, tampoco ha dicho nada al respecto. Se marchó el último de Lezama sin responder a la pregunta de un periodista sobre si había pasado reconocimiento médico con el Real Madrid. «Por supuesto que no», zanjó Ziganda en la rueda de prensa casi dos horas antes en las misma instalaciones del Athletic.

Más información

Tres porteros, un exceso

El técnico rojiblanco, que dijo no tener «ni idea, no sé qué decir» de si el portero había pasado un test físico en la capital, sí aprovechó la rueda de prensa para desvelar que Kepa sufrió un ligero retroceso en la lesión que arrastra en el pie derecho. «El martes hizo una intentona de dar un salto más, con esa prisa que tiene él por entrenar, y luego ha recaído. Está bastante incómodo y no termina de remontar esa molestia», explicó Ziganda, que espera que el cancerbero, que mantiene «conversaciones normales, no ha cambiado de un mes a hoy», se «incorpore la semana que viene al grupo». La situación no agrada a Ziganda, porque creo que «no es bueno para su equipo» y desea que «cuanto antes se acabe, mejor».

Si Kepa llega ya a Chamartín, y pese a lo dicho por Zidane, Kiko Casilla prefiere salir del club. Sabe que será tercer portero en todos los casos y que la Copa tampoco sería su competición sino que la disputaría el suplente en Liga (que podría ser el propio Kepa), y además que sus últimas actuaciones -ante el Málaga en el Bernabéu, sin ir más lejos- no habían dejado del todo satisfecha a la afición madridista. Su nombre en las últimas horas se ha vinculado al Deportivo, que no termina de encontrar estabilidad con Rubén, Pantilimon y Tyton, y sobre todo al Newcastle de Rafa Benítez, que desea un portero pero ya negó tener interés en Iker Casillas cuando el meta del Oporto empezó a ofrecerse al ser suplente de José Sa en el cuadro luso.

Por el momento, no se han producido contactos entre ambos clubes. El técnico madrileño está disgustado por la nula política de fichajes del propietario Mike Ashley (que no ha invertido casi en reforzar al equipo desde su llegada), conoce bien a Casilla (que era suplente en su etapa madridista) y por tanto no parece probable un traspaso a no ser que se produzca en unas condiciones tremendamente ventajosas para las ‘urracas’. De acabar produciéndose su marcha del Real Madrid en este mercado invernal, Kiko Casilla se iría de Chamartín con un laureado palmarés. El guardameta ha sido parte de una plantilla que ha conquistado dos Ligas de Campeones, una Liga, dos Mundiales de Clubes, una Supercopa de España y dos Supercopas de Europa.

Fotos

Vídeos