Fútbol femenino

El Atlético de Madrid revalida el título de la Liga Iberdrola

Las jugadoras del Atlético de Madrid celebran su título de Liga. /EFE
Las jugadoras del Atlético de Madrid celebran su título de Liga. / EFE

El equipo rojiblanco goleó por 1-6 al descendido Zaragoza para proclamarse de nuevo campeón, con un punto de ventaja sobre el Barça

EFE

El Atlético de Madrid Femenino revalidó este domingo el título de la Liga Iberdrola, al golear por 1-6 al ya descendido Zaragoza CFF y aventajar en un punto en la clasificación final al Barcelona, que se impuso por 0-5 en el campo del Levante pero no dependía de sí mismo.

El equipo rojiblanco ha terminado la Liga Iberdrola con 24 victorias, cinco empates y una sola derrota, la sufrida ante el Rayo Vallecano el pasado 9 de diciembre en el Cerro del Espino, donde el Atlético vio rota su racha de 44 partidos sin perder en el campeonato.

La posibilidad de revalidar el título liguero se presentaba para el Atlético de Madrid Femenino en el mes de septiembre como una auténtica quimera, dada la pérdida de una de sus mejores jugadoras -Mapi León- y la ambiciosa remodelación llevada a cabo por su máximo oponente, el Barcelona.

El cuadro azulgrana abrió un nuevo ciclo bajo la dirección de Fran Sánchez con un notable esfuerzo económico.

Desposeyó al cuadro colchonero de la central aragonesa e incorporó a su plantel a cinco futbolistas extranjeras: la brasileña Fabiana, la francesa Elise Bussaglia, la macedonia Natasa Andonova, la inglesa Toni Duggan y la holandesa Lieke Martens, quien en el último año se vio encumbrada como la mejor jugadora de Europa y el mundo tras triunfar en la Eurocopa con su selección.

En las diez primeras fechas de la Liga Iberdrola, el Barcelona presumió del poder de su plantilla con nueve triunfos y un empate, ante el Atlético de Madrid en el Cerro del Espino, pero su sorprendente tropiezo en el feudo de la UD Granadilla Tenerife reabrió la lucha por el primer puesto.

El Atlético de Madrid pasó a comandar la clasificación entre las jornadas 10, 11 y 12. Perdió el liderato en la 13, al 'permitir' que el Rayo Vallecano se convirtiera en su único verdugo del curso, pero lo recuperó en la 20.

La segunda derrota del conjunto culé (0-1, ante el Athletic) fue definitiva. Desde entonces la distancia entre el Atlético de Madrid y el Barcelona, que ya habían sido campeón y subcampeón en la temporada anterior, se mantuvo en un punto.

El aspirante barcelonés no aprovechó el empate de su rival ante el Madrid CFF en el Wanda Metropolitano y las pupilas de Ángel Villacampa se aferraron al sueño de un segundo alirón consecutivo.

El objetivo del equipo era, en principio, certificar su clasificación para la Liga de Campeones. Le bastaba con ser segundo pero, una vez asegurada su participación en el torneo de clubes más prestigioso de Europa, se lanzó a por la Liga.

El campeón cimentó su éxito en el talento de Sonia Bermúdez, la pausa de Silvia Meseguer, la garra de Amanda Sampedro y la velocidad de Ludmila da Silva, su nueva arma ofensiva. La potencia de Kenti Robles, la verticalidad de Marta Corredera, la regularidad de Ángela Sosa, el crecimiento de Carmen Menayo y la jerarquía de Andrea Pereira contribuyeron asimismo al éxito del Atlético de Madrid.

Coincidiendo con la llegada al banquillo de Ángel Villacampa empezó a creer en la posibilidad de ganar.

Su fe se refleja en su palmarés: a la Copa de la Reina de 2016 le siguen las dos últimas ediciones de la Liga Iberdrola, en 2017 y 2018, tras dinamitar el teórico favoritismo azulgrana.

Fotos

Vídeos