Los árbitros podrán identificar a los espectadores con comportamientos agresivos

Un niño golpea un balón en un campo de la Comunitat Valenciana.
Un niño golpea un balón en un campo de la Comunitat Valenciana. / jesús signes

La Federación aplicará sanciones para erradicar la violencia en el deporte base

MARIAN HINOJOSAVALENCIA.

La Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana va a actuar de lleno contra la violencia en el fútbol base. El próximo viernes 13 de octubre se va a celebrar un congreso al que están invitadas todas las escuelas autonómicas. La cita abordará uno de los grandes problemas que existen en la actualidad en las competiciones deportivas para niños. La idea es que de ese encuentro se salga con una o dos medidas para aplicar lo antes posible con el fin de eliminar los comportamientos violentos, verbales o físicos, en los campos de fútbol de la Comunitat.

Una de las medidas es controlar a aquellos padres y familiares de jugadores que no sean ejemplares en la grada. Uno de los objetivos es que el árbitro, que en muchas ocasiones es el foco de la ira de los espectadores, pueda añadir en el acta el comportamiento inapropaido de los familiares de un jugador. Para ello, según la Federación, es importante la colaboración del club para identificar a aquellos que no se comporten. Después será el órgano autonómico el que ejecute la sanción correspondiente, que incluso podría pasar por la prohibición al agresor de entrar en recintos deportivos.

Por ahora todo forma parte de una idea a la que se le quiere dar forma en el próximo congreso. La Federación quiere hacer especial incidencia en las categorías de fútbol-8, que incluyen a niños de hasta 12 años. Para el órgano autonómico es fundamental educar desde la base y que las escuelas de fútbol impulsen comportamientos modélicos de los adultos de cara a sus hijos.

Durante las últimas temporadas se han visto actitudes poco edificantes en partidos de menores. Bien sea con ataque a los colegiados como en peleas entre padres de dos equipos rivales. Una imagen que la Federación Valenciana de Fútbol no está dispuesta a tolerar y contra la que se van a aplicar medidas muy severas. Esta previsto que en el congreso participen varios expertos y que se escuchen también las propuestas de las escuelas de fútbol de la Comunitat Valenciana. El objetivo es que las medidas que se apliquen sean fruto del mayor consenso posible.

La Federación Valenciana de Fútbol de la Comunitat Valenciana mantiene «tolerancia cero» con este tipo de comportamientos violentos. «En las escuelas de fútbol se saben quiénes son los familiares de cada niño, por lo que no hay problema en identificarlos en la mayoría de los casos si hubiera algún problema. El objetivo es controlar a los padres conflictivos», señalan desde la Federación, que es el órgano que sancionaría.

Una de las ideas que se baraja es la de poner en marcha un carné para hacer un seguimiento de los posibles comportamientos violentos. También se quiere abrir una escuela de padres para educar a los aficionados en su papel de espectadores de partidos de fútbol. De hecho, la mayoría de las escuelas ya trabaja en la labor de evitar los conflictos en las gradas a favor de un comportamiento ejemplar.

Fotos

Vídeos