Amrabat obliga al Villarreal a tener que remontar en la vuelta

Los de Javi Calleja, que no incluyó en la convocatoria a Bakambú, estuvieron desacertados en sus escasas ocasiones

EFE

leganés. Un tanto de Amrabat en el arranque de la segunda mitad le permitió al Leganés tomar ventaja en su cruce de octavos de final de la Copa del Rey ante un Villarreal al que le faltó el acierto. Llegaba el anfitrión preparado para una eliminatoria especial ya que su constante crecimiento en las últimas campañas no se ve reflejado en la Copa, donde, históricamente, no logra pasar de los octavos de final. El Villarreal presentaba incógnitas debido a las numerosas ausencias, entre ellas la de Cedric Bakambu. El delantero no entró en la convocatoria a la espera de que pueda cerrarse su traspaso al fútbol chino.

Arrancó el choque con el Leganés algo más intenso que su rival, armando los ataques por el costado zurdo. Allí Naranjo, móvil y voluntarioso, se asociaba bien con Raúl García. Sin embargo los blanquiazules no lograban dar lustre a sus acercamientos ante un rival que se fue haciendo con el control del juego a medida que transcurría la tarde. Contribuyó a ello la aparición en escena de Trigueros. La oportunidad más destacada en el tramo inicial llevó la firma de Cheryshev, cuyo centro no llegó a rematarlo ningún compañero.

Pasaron los jugadores por vestuarios y, nada más volver al verde, se cantó gol del Leganés. La jugada nació en un balón largo de Bustinza que sorprendió a un desafortunado Pau y llegó a los pies de Amrabat. Enfiló en marroquí la portería y su golpeo se coló con suspense tras tocarla Barbosa. Una bomba de oxígeno para los de Garitano y para el atacante, que atravesaba por una larga sequía anotadora. En un arranque de furia el Villarreal dispuso de dos acercamientos muy peligrosos por medio de Unal y Raba pero el marcador ya no varió.

Fotos

Vídeos