Inglaterra

Guardiola, acusado por la federación inglesa por el lazo amarillo

Pep Guardiola, durante un encuentro de Liga de Campeones./EFE
Pep Guardiola, durante un encuentro de Liga de Campeones. / EFE

El entrenador del Manchester City ya anunció que estaba dispuesto a ser suspendido por su solidaridad con los presos independentistas

ÍÑIGO GURRUCHAGALONDRES

El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, ha sido acusado por la federación inglesa de fútbol, FA, de incumplimir las reglas sobre equipación por lucir en partidos y conferencias de prensa el lazo amarillo que es señal de solidaridad con los políticos presos en España acusados de sedición o rebelión y de otros posibles delitos relacionados con el referéndum en Cataluña. El entrenador tiene que enviar su defensa antes del día 6 de marzo

En un comunicado de dos líneas, la FA ha anunciado que acusa a Guardiola de quebrar las reglas que prohíben lucir mensajes políticos. La norma está recogida en la Ley 4 de las 17 que forman el reglamento del fútbol y cuya actualización corre a cargo del Consejo Internacional del Fútbol Asociación (IFAB), creado inicialmente por las federaciones británicas, al que se han sumado representantes de la FIFA.

El párrafo específico de la ley 4 nombra solamente a los jugadores. Dice: «La equipación no debe tener ningún eslogan, escrito o imagen de tipo político, religioso o personal». A continuación puntualiza que «los jugadores» tampoco pueden revelar mensajes de esa naturaleza en su ropa interior. Y concluye afirmando que el jugador o el equipo serán sancionados por el organizador de la competición, la federación nacional o la FIFA.

Más información

Guardiola fue preguntado en una reciente conferencia de prensa si no temía una sanción. «Para hacer una rebelión o algo parecido, tienes que hacer algo duro para ir a la cárcel. Y todavía están allí. Mientras no salgan, esto siempre estará conmigo», dijo señalando al lazo. «Pueden suspenderme por hacerlo, pero otra gente está en la carcel. Si la UEFA, la Premier, la FIFA... quieren suspenderme, es OK».

José Mourinho, que ha mantenido una rivalidad agria con Guardiola aunque se han saludado con aparente cordialidad en los últimos partidos que han enfrentado a sus dos equipos -Manchester United y Manchester City-, señaló en una de sus conferencias de prensa que el lazo podía ir contra las reglas y que a él no le permitirían algo semejante. El City de Guardiola juega el domingo la final de la Copa de la Liga contra el Arsenal.

Fotos

Vídeos