Las Provincias
Deulofeu, Herrera e Illarramendi, ayer. :: EFE/Kiko Huesca
Deulofeu, Herrera e Illarramendi, ayer. :: EFE/Kiko Huesca

La selección se concentra con la mente puesta en Israel

  • El combinado español se ejercita en Las Rozas para preparar el duelo en El Molinón, con Illarramendi y Thiago Alcántara tocados

España ya piensa en Israel. La selección completó su primera sesión, de apenas una hora de duración, de cara al duelo del próximo viernes en El Molinón. Julen Lopetegui dio la ya habitual charla al grupo alrededor del círculo central a todos los citados menos Thiago Alcántara, que realizó trabajo específico en una de las esquinas del terreno de juego junto a un recuperador y una bicicleta estática colocada para la ocasión. Sí se ejercitó con aparente normalidad durante toda la sesión Asier Illarramendi, que arrastraba molestias leves en un tobillo que le impidieron entrenarse el domingo con normalidad con la Real Sociedad aunque tras pasar unas pruebas con los médicos decidió quedarse porque no era nada serio. «Estoy muy contento de formar parte de esta selección con estos jugadores, intentaré aprovechar la oportunidad», afirmaba el propio mediocentro.

Al vasco, una de las apuestas personales de Lopetegui (con el que brilló en el Europeo logrado en Israel en 2013), se le vio muy risueño junto a su excompañero Nacho. Tras su desafortunado paso por el Real Madrid la citación es un espaldarazo para el de Mutriku, que encabeza las estadísticas de balones recuperados en esta campaña en Liga, competicion en la que debutó en 2011. Participó en el partido final de 6 contra 6 con el equipo rojo (junto a Isco, Nacho, Alba y Pedro) ante otro que lucía de verde con Azpilicueta, Monreal, Ander, Morata y Deulofeu. Los porteros (De Gea, Reina y Rico) rotaban bajo los palos.

Los que jugaron el domingo (Javi Martínez, Iago Aspas, Busquets, Piqué, Iniesta, Silva, Koke, Vitolo) y algunos otros con molestias como Diego Costa, Carvajal y Ramos que sufrió un virus gástrico, se ejercitaron a menor ritmo. Todos ellos apenas participaron quince minutos con el grupo y se limitaron a hacer una suave carrera continua. Apenas completaron 40 minutos de entrenamiento, al que acudieron más de un millar de espectadores debido a que era festivo para los escolares en Madrid. Varios de ellos, muy jóvenes, saltaron al césped cuando se retiraban los internacionales y provocaron las risas de los presentes al esquivar varias veces a los miembros de seguridad. de las instalaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate