Las Provincias

La Copa sonríe a los grandes y permite repetir el hito de 1980

madrid. Los grandes se evitaron en el sorteo de los cuartos de final de Copa y no habrá ni clásico ni derbi madrileño en la penúltima eliminatoria directa, que albergará sin embargo unos emparejamientos que permiten repetir el hito de 1980. Por primera vez desde hace más de siete lustros podría haber tres equipos de la misma comunidad autónoma en semifinales. Entonces fueron el Real Madrid, el Atlético y el Castilla los que se clasificaron entre los cuatro mejores de la competición, que albergó hace 37 años una final inédita entre el primer equipo y el filial de la casa blanca.

En esta ocasión se vuelve a abrir la vía para merengues y colchoneros, pero también para el Alcorcón, el único superviviente de Segunda en el bombo de cuartos. Sin embargo, también disponen de esa histórica posibilidad los tres equipos vascos que han alcanzado los cuartos (Real Sociedad, Eibar y Alavés).

En una eliminatoria sin morbo y con menos fuste que la de octavos, son el Real Madrid, el Barcelona (vigente campeón), el Atlético y el Alavés los favoritos para acceder a las semifinales de un torneo que en las seis últimas ediciones sólo ha visto coronarse a azulgrana, blancos y rojiblancos. Aunque la suerte no favoreció al Alcorcón para hacer una gran taquilla en la ida contra el Barça o el Real Madrid, al menos el enfrentamiento contra el Alavés sí le concede la oportunidad de seguir soñando en el torneo del KO. Los cuartos que se disputarán las dos próximas semanas acogerán una eliminatoria estelar entre la Real Sociedad y el Barcelona. De las principales candidatos al título fue el Barça el menos favorecido a priori en el sorteo, porque al Madrid y al Atlético le correspondieron adversarios teóricamente más asequibles, contra el Celta y el Eibar, respectivamente.