Las Provincias

fútbol

Herido un niño de 9 años al desprenderse una grada en Villarreal

  • El menor acabó con la tibia y el peroné fracturados al precipitarse un bloque de la Ciudad Deportiva de la localidad castellonense

Un menor de nueve años ha resultado herido, con la fractura de una pierna, al desprenderse uno de los bloques de las gradas de la Ciudad Deportiva Municipal de Vila-real (Castellón), donde asistía a una de las competiciones es que se disputaban en el recinto.

Según han informado fuentes municipales en un comunicado, el accidente se ha producido sobre las 12.30 horas de hoy en las instalaciones de la Ciudad Deportiva Municipal, donde el menor asistía, acompañado de su familia, a una de las competiciones que se disputaban.

Uno de los bloques de las gradas se ha desprendido, lo que le ha provocado una fractura de tibia y peroné, por lo que el niño ha sido traslado de inmediato al Hospital de La Plana, donde permanecerá ingresado y en observación hasta el lunes, han asegurado las mismas fuentes.

El alcalde de la ciudad, José Benlloch, y la concejala de Deportes y Salud, Silvia Gómez, se han desplazado tanto a la Ciudad Deportiva Municipal como al hospital para acompañar a los familiares e interesarse por la evolución del menor.

El alcalde se ha puesto en contacto también con los portavoces de los grupos municipales para mantener informados en todo momento a los grupos de la oposición municipal.

Los técnicos municipales de Urbanismo, SPV y Policía Local han acudido de inmediato a las instalaciones para analizar la situación y determinar las medidas a adoptar.

Por seguridad, la zona del accidente y otros puntos del área de grada que pudieran revestir problemas han sido vallados, y el lunes a primera hora, técnicos municipales y de la empresa constructora han sido citados en la Ciudad Deportiva para "revisar al detalle toda la infraestructura y adoptar todas las medidas que se estimen necesarias para garantizar la absoluta seguridad del recinto".

El alcalde ha advertido de que el Consistorio pedirá a la constructora las responsabilidades que puedan derivarse de la situación y de cualquier problema estructural que se detecte en la infraestructura.