Las Provincias

España mide su crecimiento en el amistoso de Wembley

madrid. Wembley será el último examen de Julen Lopetegui en su primer semestre al frente de la selección. El duelo ante Inglaterra cerrará su balance en un 2016 que supuso cerrar el ciclo de Vicente del Bosque y abrir una nueva etapa con el vasco, al que un penalti de Turín le ha privado sumar un pleno de victorias en sus cinco primeros partidos, con 16 goles a favor y sólo uno en contra. La nueva era arrancó ante un rival de alta exigencia, Bélgica, y su segundo amistoso será de prestigio. Wembley acoge un encuentro ante una Inglaterra que busca ilusionarse tras desperdiciar varios generaciones brillantes. Habrá que ver si Lopetegui aprovecha la cita para probar a los que no participaron en la goleada ante Macedonia y hace debutar a sus caras nuevas: Escudero y Aspas, el máximo goleador nacional. Reina podría tener su opción en el puesto de De Gea, Íñigo Martínez y Azpilicueta entrarían en la zaga, Ander Herrera podría tener su opción como sustituto de Busquets a lo largo del encuentro. En las bandas podría repetir con Vitolo y Silva y en punta podría ser titular Aduriz, que a sus 35 años y 275 días se convirtió el sábado en el jugador más veterano en marcar con la selección.