Las Provincias

Las bajas de Alba, Piqué y Ramos obligan a Lopetegui a improvisar con la defensa

Lopetegui, en la charla previa al inicio de la sesión. :: efe/s. b.
Lopetegui, en la charla previa al inicio de la sesión. :: efe/s. b.
  • El seleccionador prueba un sistema con tres zagueros y otro con cuatro mientras que en ataque Aduriz parte con ventaja para ser titular

«Es evidente que tenemos bastantes bajas. No quiero perder ni un minuto más en los que no están. Hay que reestructurar esta zona trayendo a jugadores como Azpilicueta o Nacho, que últimamente están jugando como centrales. Confiamos plenamente en los que están», explicó Julen Lopetegui cuando ofreció los convocados el pasado viernes. El seleccionador no se lamenta por la ausencia de titulares y quiere aprovechar la situación para formar su plantilla. Por eso mantiene las pruebas en el tercer portero (Asenjo tiene su oportunidad) y aprovechará las bajas de tres de sus titulares en defensa (Ramos, Piqué y Alba, además de Javi Martínez) para conocer de primera mano las alternativas que maneja en su cabeza.

La baja de Alba no le preocupa tanto porque sabe que cuenta ahí con Monreal, Azpilicueta e incluso Nacho, pero en esta ocasión ha probado por ver de cerca a Escudero antes que a otros que tuvo en las inferiores como Gayà o Bernat. En el centro apuesta por dos de las perlas que él moldeó en la sub'21 como Íñigo Martínez y Bartra. De cara al duelo del sábado ante Macedonia en Granada, no está claro si Lopetegui repetirá defensa de tres tras lo trabajado en el primera entrenamiento a puerta cerrada. El técnico probó con dos equipos para ensayar de cara al planteamiento de Macedonia (5-3-2).

En esa sesión, que arrancó con ovación a De Gea y Aduriz por su cumpleaños y su segunda paternidad, respectivamente, usó un equipo formado en 4-3-3 en el que De Gea estaba escoltado por Carvajal, Bartra, Nacho y Monreal en defensa, con Busquets, Koke y Thiago en el medio, con Vitolo y Silva flanqueando al '9', que era Aduriz debido a las molestias de un Diego Costa que está siendo cuidado al máximo en la concentración. El punta del Chelsea escuchó la charla inicial del seleccionador, pero después se ausentó por segundo día consecutivo del grupo en el entrenamiento por un hematoma en su ingle izquierda. En principio, los médicos son optimistas y no tendrá problema para poder estar en Los Cármenes.