Las Provincias

El Barcelona recibe al City antes de jugar en Mestalla

barcelona. Pocos partidos pueden ser más atractivos que un Barça-Manchester City. Pero también exigentes para los culés, justo antes de viajar a Mestalla para medirse en Liga al Valencia. Hoy la Champions enfrenta a dos estilos idénticos. No puede ser de otro modo estando Guardiola en el banquillo inglés, decidido a modificar el ADN de la Premier League a través del toque, de la posesión y del fútbol ofensivo. Y ya se sabe que en el Camp Nou no se acepta otra cosa que no sea el protagonismo absoluto a través del balón, aunque Luis Enrique haya adaptado algunos aspectos del juego a las características de tres jugadores como Messi, Luis Suárez y Neymar, sabios para aprovechar espacios.

Son dos técnicos amigos, que compartieron la camiseta del Barça y la de la selección española, que coincidieron como entrenadores en el club azulgrana, el catalán en el primer equipo y el asturiano en el filial, y que ya se enfrentaron en la semifinal de la Liga de Campeones 2014-15, cuando Guardiola entrenaba al Bayern. El City si pierde en el Camp Nou vería escaparse a su verdugo hasta los nueve puntos e incluso estaría amenazado por Celtic o Borussia en su grupo.