Las Provincias

Alcácer, recurso de Luis Enrique para que el Barcelona sobreviva a las tres semanas sin Messi

barcelona. La pasada temporada Leo Messi se lesionó el 26 de septiembre ante la UD Las Palmas. Esta vez ha sido el 21 del mismo mes. Entonces fue más grave: una rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda que le mantuvo dos meses de bajas. Ahora se trata de una rotura en el aductor del muslo derecho y estará unas tres semanas fuera de los terrenos de juego. Una de las cosas que ha logrado Luis Enrique, también la dirección deportiva actual y la anterior al confeccionar una gran plantilla, es mitigar los efectos de una enfermedad incurable cuando se habla del mejor jugador del mundo: la 'Messidependencia'. Ya afectó al instante: el Atlético empató en el Camp Nou (1-1) marcando su gol por mediación de Correa bajo el 'shock' de la lesión de argentino, cuyo cambio se había producido pocos minutos antes. Hace un año, en el ejemplo más reciente y el que hay que analizar al estar el asturiano en el banquillo, el Barça sobrevivió con una gran aportación de Neymar y Luis Suárez, conjurados para que se notara lo menos posible la ausencia de su amigo. El equipo ganó seis de aquellos siete partidos (sólo perdió en Sevilla), pero además creciendo como conjunto y brindando al '10' la mejor reaparición posible: en el Bernabéu con el clásico que acabó 0-4 encarrilado.

La fortaleza que adquirió el equipo entonces durante ese período fue clave en la conquista de la Liga. El equipo entendió que se podía ganar sin Messi, algo que no ocurrió durante otras lesiones musculares en la 'era Martino' o incluso en la de Vilanova en la Liga de Campeones. Ahora, además, Neymar y Luis Suárez, que el año pasado se vieron acompañados de un Munir muy tímido, tendrán a Paco Alcácer.