Las Provincias

El seleccionador Julen Lopetegui, durante el entrenamiento de ayer en León.  :: efe/J. Casares
El seleccionador Julen Lopetegui, durante el entrenamiento de ayer en León. :: efe/J. Casares

A coger impulso para el Mundial de Rusia

  • Lopetegui afronta su debut oficial y busca un cómodo triunfo que confirme las buenas sensaciones mostradas en Bruselas

  • «Espero un rival honrado», comenta el nuevo seleccionador sobre Liechtenstein, un conjunto al que España siempre ha ganado

león. Tres puntos que se dan por conseguidos ante Liechtenstein, pero el técnico Julen Lopetegui ha puesto en alerta a los suyos. «Espero un rival honrado, que está bien preparado físicamente y a nivel táctico tratando de ponernos problemas y acumulando muchos jugadores en la parte de atrás», avisa el nuevo seleccionador absoluto español, que espera contragolpes. El camino al Mundial está cada vez más caro. A Rusia sólo accede de forma directa uno por grupo y España está encuadrada en uno complicado, el G.

El principal rival es Italia, su verdugo en la Eurocopa, pero que tras la salida del técnico Antonio Conte está dirigida por Giampero Ventura, debe cambiar y visitará hoy a Israel, que junto a Albania y Macedonia podrían complicar una clasificación por la que, además de los primeros, los ocho mejores segundos también pelearán por ella en una repesca que concederá cuatro puestos más.

«El grupo tiene difícultad, pero la aceptamos y confiamos en la calidad de nuestros jugadores». Es el partido, a priori, contra la más débil selección del grupo y España no debería tener problemas para afrontar ya con sus primeros tres puntos el doble enfrentamiento de octubre, con visitas peligrosas a Italia y también a Albania, sorpresa en la pasada Eurocopa. Hasta ahora, España siempre ha superado al pequeño país centroeuropeo en las seis ocasiones en que se han medido en los últimos 16 años y al menos por 2-0. Por lo tanto, salvo sorpresa el éxito debe garantizarse en León.

Lopetegui quiere olvidar ya el estreno esperanzador de Bruselas, donde se mantuvo el estilo de toque pero con más intensidad en la presión alta. Tiene a todos disponibles, a la espera de la evolución del delantero madridista Álvaro Morata, que se llevó un golpe en Bruselas en su muslo derecho, y del estado de las molestias de Gerard Piqué, que ya tuvo dolores en el gemelo tras el partido liguero de San Mamés. Se espera que el siempre polémico ariete hispano-brasileño Diego Costa supla al madridista ante Liechtenstein. La cita de León podría ser un buen momento para que el punta del Chelsea se reivindique, ya que por el momento sólo marcó un gol en sus once apariciones con España y fue en Luxemburgo, hace casi ya dos años (12-10-2014).

Goles para ilusionar

Su buena conexión en Bruselas con Koke, que rindió a buen nivel junto a Thiago, por delante de Busquets, ayudó a la mejoría de su juego. En principio, el rival es el ideal para desquitarse. El último precedente, en 2011 en Logroño con Vicente del Bosque, fue una fiesta: se logró la clasificación para la Eurocopa con un 6-0 en el que Negredo y Villa lograron un doblete, redondeando el set Xavi y Ramos.

El sábado, tras gozar de media jornada libre, los españoles analizaron en vídeo su partido del jueves y también a Liechtenstein, aprovechando el poco tiempo con el nuevo seleccionador y para conocer así más su filosofía. Para muchos es conocida, ya que no ha variado respecto a su paso por la sub'19 o la sub'21, donde moldeó a varios futbolistas que ahora son referencias en sus clubes y a los que pide que «poco a poco» tomen «responsabilidad» en el grupo. La modesta Liechtenstein llega tras haber perdido 5-0 el miércoles en un amistoso contra Dinamarca.