La vida rueda para los Cabedo

Víctor levanta los brazos el día que ganó la etapa de la Vuelta a Astuarias con el Orbea./
Víctor levanta los brazos el día que ganó la etapa de la Vuelta a Astuarias con el Orbea.

El fallecimiento de Víctor en 2012 fue el punto de partida para la carrera de Óscar | Un coche se llevó la vida de uno de los ciclistas más prometedores de la Comunitat y cuatro años después la familia sigue agarrada al manillar

HÉCTOR ESTEBAN

Víctor Cabedo era contemporáneo de ciclistas como David de la Cruz y Jon Izagirre. El castellonense, tras destacar en el Orbea y anotarse una victoria en la Vuelta a Asturias en 2011, fue cazado por el Euskadi para dar el salto a la élite. El segundo de los hermanos Cabedo era una de las grandes promesas del pelotón español y una de las esperanzas del ciclismo valenciano. El 19 de septiembre de 2012, en el kilómetro 10,2 de la CV-200 entre Almedíjar y Aín, un coche acabó de golpe con la carrera de Víctor. A sus 23 años, el prometedor corredor de Onda se sumó a la negra lista de ciclistas caídos en el asfalto.

La bicicleta podría haber enterrado a la familia Cabedo. El dolor por la pérdida, por la ausencia de uno de los pilares del núcleo más íntimo. Pero los Cabedo se agarraron como nunca al manillar y trazaron todas las curvas que vinieron cada día con más seguridad. A finales de esta semana, José, el hermano mayor, dirigirá al Burgos-BH en la Volta a la Comunitat Valenciana. En esa escuadra peleará Óscar, el menor de los tres hermanos, que sin saberlo se hizo ciclista días antes de la tragedia de Víctor.

Óscar ya luce los colores de su nuevo equipo y se estrenará con los grandes en casa, en la Volta a la Comunitat Valenciana que empezará el 31 de octubre
Óscar ya luce los colores de su nuevo equipo y se estrenará con los grandes en casa, en la Volta a la Comunitat Valenciana que empezará el 31 de octubre

«En casa la afición por el ciclismo la llevamos Víctor y yo. Empezamos a correr, nuestros padres se aficionaron, se hicieron cargo del club local y poco a poco así surgió», relata José, que con 33 años se ha puesto al frente del Burgos-BH. «Yo me bajé pronto de la bici para ponerme al volante, que es lo que me gusta», relata. Su labor en el Seguros Bilbao -equipo histórico que desapareció hace dos temporadas- no ha pasado desapercibida para los patrones del conjunto burgalés, que estrena este año la condición de Profesional Continental. Un temporada para demostrar que hay mimbres.

José Cabedo es el director del Burgos-BH y guiará al menor de sus hermanos en la Volta

El director llegó al BH-Burgos unas semanas después de que fichara Óscar. El menor de los Cabedo se hizo ciclista casi por casualidad. Tal era la fiebre que había en casa por la bici que la familia decidió abrir el negocio Bicis Cabedo. «Un cliente nos pidió antes de abrir un modelo pero lo enviaron de un color distinto al que quería. Era agosto de 2012. Cuando la íbamos a devolver Óscar dijo que se la quedaba», señala José. Un mes después, dos días antes de la apertura de la tienda, Víctor moría en la carretera.

La lógica invitaba a que Óscar no quisiera saber nada de las dos ruedas. Pero la bici salvó a la familia, le dio más vida. «Yo empecé a conocer más a mi hermano Víctor pese a su ausencia. A entender sus rutinas, su disciplina, su amor por este deporte», afirma Óscar, que perdió a su hermano cuando él tenía 18 años.

José apoyado el coche que conducirá como director del Burgos-BH durante esta temporada.
José apoyado el coche que conducirá como director del Burgos-BH durante esta temporada.

Lo que era una afición pasó a ser luego un compromiso. Y llegaron los resultados. Óscar ha llegado tarde al ciclismo pero su carrera ha sido muy productiva. Tras probar en varios deportes se enroló en el Seguros Bilbao gracias a la amistad con Santi Barranco. Luego llegó también José como director. El hermano mayor pulió al benjamín, que el año pasado ganó en la Vuelta a León con el maillot del Escribano Team.

Ambos estarán en la Volta a la Comunitat Valenciana. Óscar Cabedo es un escalador puro, de esos que son capaces de poner patas arriba a medio pelotón en mitad de una rampa. La etapa de Cocentaina la tiene en la cabeza. La vida sigue rondando en casa de los Cabedo.

Más

Fotos

Vídeos