Ciclismo

Rafa Valls (Movistar): «Seguro que Valverde, Quintana y Landa reman en la misma dirección»

Rafa Valls (Movistar): «Seguro que Valverde, Quintana y Landa reman en la misma dirección»

El corredor de Cocentaina es el único valenciano en la élite del pelotón mundial y ha fichado esta temporada por Movistar

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

Rafael Valls Ferri (Cocentaina, 25 de junio de 1987) es el último valenciano superviviente entre la élite del ciclismo mundial. Hasta esta temporada compartía con Rubén Plaza el honor de pedalear entre los elegidos de los equipos del UCI ProTeam. Plaza, uno de los más veteranos del pelotón, ha iniciado una nueva aventura en el Israel Cycling Academy y ha dejado sólo al de Cocentaina en el grupo de los escogidos.

Rafa Valls nunca lo ha tenido fácil sobre la bicicleta. Cada vez que la carretera se ha puesto cuesta arriba el talento del alicantino ha emergido con fuerza. Siempre alineado en equipos batalladores, de los que ponen picante a las carreras. Comenzó en el Relax-Gam para pasar al Scott-American Beef y de ahí al Burgos Monumental. En 2010 dio su gran salto al fichar por el Footon-Servetto. Tras lucirse en el Tour de San Luis fue segundo en la etapa del Tour de Francia que terminó en Les Rousses sólo por detrás de Chavanel. Tras Footon pasó por Geox, Vacansoleil, Lampre -donde logró el Tour de Omán- y Lotto-Soudal. Las lesiones han condicionado su carrera. Una mononucleosis le apartó de la Vuelta en 2010 y en la última edición se rompió la cadera mientras se entrenaba días antes de tomar la salida con Lotto-Soudal. En 2016, por ejemplo, se rompió la pelvis, el sacro y la escápula.

Cuando parecía que nadie se iba a acordar de él, el potentísimo Movistar levantó el teléfono para reclutarlo. Eusebio Unzué, responsable del equipo, quiere experiencia en un año en el que sus ciclistas deben recuperar el tiempo perdido. Valls con cuatro Tours, dos Giros y dos Vueltas a sus espaldas llega para ayudar. El alicantino enfila los últimos plazos de su recuperación.

«Estoy muy agradecido a Unzué por ficharme aun sabiendo la lesión tan grave que tenía» «Sería especial estar en la Volta a la Comunitat con la etapa reina en Cocentaina pero debo ir con calma»

-¿Cómo van esas sensaciones arriba de la bicicleta tras la gravísima lesión del pasado verano?

-Estos días aprovecho que ya puedo rodar con normalidad y la verdad es que estoy haciendo entrenamientos de calidad. Me encuentro muy bien. Todo el proceso de recuperación ha ido en los plazos que esperábamos y va todo rodado. Estoy entrenando normal, con horas y kilómetros en las piernas y de momento va todo como tiene que ir para estar a disposición del equipo cuando me necesiten.

-Tras muchos meses lesionado supongo que la llamada de un equipo como Movistar sería toda una sorpresa.

-La verdad es que no me esperaba la llamada de Movistar. Sobre todo por el hecho de estar lesionado porque parece que todo el mundo se olvida de ti cuando no estás encima de la bicicleta. Y la verdad es que estoy muy contento de que Movistar me ofrezca esta oportunidad de estar en uno de los mejores equipos del pelotón mundial.

-¿Cómo le llega la noticia de que se puede sumar al nuevo proyecto del equipo?

-El primer día que tuve la caída Eusebio Unzué llamó a mi representante para ver cómo estaba. A partir de ese momento, Unzué estuvo muy interesado sobre todo lo que me pasaba, cómo iban los plazos tras la operación, de cómo iba a ser la recuperación. La verdad es que Unzué fue el único responsable de un equipo que estuvo interesado por mi estado y quiso darme la oportunidad de estar con ellos esta temporada sabiendo la lesión tan grave que tenía. La verdad es que debo estar muy agradecido.

-¿Tenía contrato con Lotto-Soudal?

-Iba a terminar esta temporada. Me daban la posibilidad de continuar pero cuando recibí la llamada de Eusebio Unzué, además del interés demostrado desde el primer momento, hizo que no dudará en mi decisión y firme por Movistar.

-La temporada pasada no fue fácil para Movistar. En las grandes vueltas Quintana no encontró su punto ideal y Valverde tuvo una caída fortísima en la primera etapa del Tour. Este año han salido corredores importantes y han llegado otros como usted con la sensación de que el equipo se ha renovado para dar un golpe de timón.

-Tenemos un equipo con gente muy joven que el año pasado ya demostró mucho en carrera -Marc Soler y Rubén Fernández son el futuro-. Creo que este año van a dar otro salto de calidad y se va a ver todo el valor que tienen los jóvenes de Movistar. Hemos perdido a gregarios de altísimo nivel como Castroviejo, Izagirre o Herrada pero vamos a ganar de nuevo con estos jóvenes y con las incorporaciones.

-¿Cuál va a ser el papel de Rafa Valls en el equipo? Usted está llamado a ser una pieza clave en la montaña.

-Exacto. Sabemos en el equipo que tenemos tres grandes líderes que pueden ganar cualquier carrera del calendario -de hecho está previsto que Landa, Quintana y Valverde vayan al Tour de Francia- y sé que voy a estar ahí para apoyarles en la montaña.

-Alejandro Valverde es el mito; Nairo Quintana el jefe, y Mikel Landa el nuevo que llega para liderar el futuro de Movistar. ¿Será difícil convivir con tanto gallo en el equipo?

-No, yo creo que no. El equipo tiene sus objetivos muy bien marcados y cada uno sabe el trabajo que tiene que hacer. Todos tenemos que remar en la misma dirección y no creo que vaya a ser complicado.

-¿Sus características son más cercanas al ciclismo de Landa o al de Quintana?

- Al final yo creo que son muy parecido en ambos casos. Es cierto que Mikel Landa en la alta montaña es un poco más combativo, le gusta más atacar desde lejos pero tanto él como Nairo Quintana creo que tienen un perfil muy similar.

-¿Ya conoce su calendario de carreras?

-Todavía no sé nada. Estoy en plena recuperación. No tengo una fecha de inicio. Primero es estar listo y luego veremos -al Tour de San Luis seguro que no va-.

-¿Estará en la Volta a la Comunitat Valenciana?

-Es muy precipitado. Comienza el 30 de enero y para estar al nivel que se requiere todavía me falta mucho. Lo veo muy difícil.

-La etapa reina termina en su pueblo, en Cocentaina.

-Me haría especial ilusión estar porque acaba en casa y conozco muy bien el terreno. Pero hay que ser realista y hay que tomarlo con calma. Vengo de una lesión muy importante y hay que hacer las cosas bien.

-Ha sido un ciclista con muy mala suerte por las lesiones.

-Pues sí. Es duro decirlo pero las lesiones no me han permitido dar lo mejor de mí. Estoy seguro de que va a cambiar esa suerte y voy a disfrutar del ciclismo en los próximos años.

-¿Se ve en disposición de volver a ganar?

-El objetivo es estar ahí con los mejores. La temporada pasada estuve en el grupo de arriba durante la Dauphiné, antes de lesionarme, y ese tiene que ser mi objetivo. A partir de ahí ya llegarán las cosas.

-¿Cuántas temporadas ha firmado?

-Una campaña.

-Es el último valenciano superviviente en la élite mundial. Una pena con la gran afición que hay en la Comunitat.

-Sí, aquí hay mucha tradición de ciclistas. La crisis ha hecho desaparecer equipos y oportunidades. Es difícil mantenerse. Soy un afortunado. La Volta a la Comunitat, que volvió hace dos años, ha sido un aliciente y equipos como el Burgos y el Murias han dado un paso al frente. Queda mucho por hacer pero se van dando pasos.

-¿Qué le pide a este 2018 que acaba de empezar?

-Pues no tener mala suerte y volver mi nivel. Quiero disfrutar del ciclismo. Con eso por ahora me basta.

Fotos

Vídeos