Ricardo Ten, un pez sobre ruedas

En carrera. Ten por delante de Senska durante la prueba en ruta. / CPE
En carrera. Ten por delante de Senska durante la prueba en ruta. / CPE

«La verdad es que el más sorprendido he sido yo», señala el deportista, que salvó una caída para meterse en el grupo de los mejores El paralímpico valenciano, máxima figura internacional en natación, se cuelga la plata en el Mundial de Ciclismo celebrado en Sudáfrica

HÉCTOR ESTEBAN

valencia. Ricardo Ten Argilés (Valencia, 1975) hizo historia ayer en Sudáfrica. En su debut en un Mundial de ciclismo, el valenciano se colgó la medalla de plata en la categoría C-1 en la prueba en ruta disputada en Pietermaritzburg. Ten ha salido del agua de la piscina para dejar huella también en el ciclismo y sólo el alemán Pierre Senska le arrebató el oro en un disputadísimo sprint.

Ni el propio Ten se creía el éxito conseguido. LAS PROVINCIAS pudo hablar con el ciclista valenciano pocas horas después de lograr la plata. «La verdad es el que más sorprendido he sido yo. Mis compañeros me han dicho que me veían con posibilidades desde la concentración que hicimos en Navacerrada porque anduve muy bien sobre la bici», apuntó Ricardo Ten.

El ciclista no las tenía todas consigo por el fuerte resfriado que atraviesa. «En la prueba contra el crono me afectó. Tuve algo de fiebre. Llegaba tocado incluso a la prueba de hoy (por ayer). Pero al final he tenido un poco de fortuna, ha habido una caída que he podido salvar y ya me he quedado en el grupo de delante con los dos alemanes hasta el final de la carrera. Nos hemos metido en el corte bueno»·, explica. El recorrido eran siete vueltas en un trazado de unos diez kilómetros por giro. Ten pertenece a la categoría C-1, que compite junto a los C-2 y C-3. El pelotón, en total, tenía más de medio centenar de unidades.

«La verdad es que el corte nos ha beneficiado porque de lo contrario hubiera habido más jaleo en las últimas vueltas. Se han eliminado muchos rivales tras la caída -no afectó de lleno a ninguno de los 12 participantes en la C-1 pero sí que los eliminó de la lucha por las medallas-. El ritmo ha sido muy fuerte y tanto yo como los dos alemanes bastante hemos hecho con aguantar el ritmo con los de la categoría C-2 y C-1. Teníamos que seguir su rueda», relata Ten desde su habitación, donde todavía muestra los síntomas del dichoso resfriado que no le ha dejado tranquilo en los últimos días.

Ten es una institución en la natación paralímpica. Once veces campeón de Europa, tres campeonatos del mundo y tres oros paralímpicos componen un currículum con muchas más medallas. Además, ostenta varios récords del mundo. Ahora, tras salir del agua de manera momentánea, se ha hecho con una plata ciclista a nivel mundial. Un atleta que también hace carrera con los esquís. Ten ya ha participado en el campeonato de España.

Asegura que la adaptación a la bici ha sido fácil. «No era extraña para mí. De joven he practicado mucho ciclismo. Siempre me ha gustado mucho», señala. Su padre y su hermano le adaptaron una bicicleta. «El brazo izquierdo lo lleva en un soporte ajustado con unas cinchas y desde ahí controlo el freno único para las dos ruedas. El otro lo llevo en una cazoleta y lo puedo sacar para los cambios, que son automáticos a través de unos botones», explica.

La seguridad es máxima y la posición en la bici muy importante. «Voy muy acostado, lo que es bueno para la posición aerodinámica aunque al final se nota en la espalda. En esta prueba hemos alcanzado una velocidad de setenta kilómetros por hora y hay badenes que hay que coger muy bien. Las caídas son fuertes», señala.

Tokio queda aún lejos

No mira a las Olimpiadas en bicicleta. Su próximo objetivo es el Mundial de Natación, deporte en el que es un referente a nivel internacional. Llegará a Valencia mañana y de ahí se tirará al agua. Del 1 al 6 de octubre disputará en México el que es su último Mundial. A sus 42 años se va a retirar de la piscina, la que le ha dado tanta gloria. «Bueno, es mi último campeonato y voy a intentar dar lo máximo de mí. Tengo sólo un mes de preparación por lo que me tengo que entrenar a tope», señala Ricardo Ten, que nunca se guarda ni un gramo de competitividad en el bolsillo. De momento, saborea la plata lograda en Sudáfrica. El primer gran éxito en la que puede ser su nueva disciplina olímpica.

Fotos

Vídeos