EN FEMENINO

«Tenemos todos los recursos de los chicos»

Alba Teruel, en una etapa de la Setmana Ciclista Valenciana. / alfonso pla
Alba Teruel, en una etapa de la Setmana Ciclista Valenciana. / alfonso pla

«Nadie había apostado tan fuerte por el ciclismo femenino», asegura la valenciana, enrolada en el proyecto de Movistar

Alba Teruel ya había decidido preparar las maletas y cruzar la frontera. La valenciana, de 21 años, busca un equipo que le permitiese dar el ansiado salto internacional. Sin embargo, sus planes cambiaron una noche del pasado mes de agosto, cuando recibió una llamada que le iba a abrir una puerta inesperada. La de Benigànim ha sido una de las seleccionadas por Movistar Team para poner en marcha su sección femenina. Un equipo que, precisamente, debutó hace dos semanas en la Comunitat.

-El Movistar femenino aprovechó la Setmana Ciclista Valenciana para estrenarse. ¿Qué tal?

-Muy bien. No esperaba que fuera tan bien. El equipo ha demostrado un gran nivel y hemos estado a la altura de los mejores equipos que vinieron a la vuelta. Estoy contenta porque todas estamos muy unidas y con ganas de que lleguen las próximas carreras.

-¿Y cómo fue a nivel personal?

-Iba a ayudar. Teniendo en cuenta cómo estoy ahora de forma, iba bastante bien. En la segunda etapa fui novena y en la tercera, en Valencia, iba a meterme en el sprint, pero a falta de dos kilómetros me fui al suelo.

-La Setmana Ciclista vivió su segunda edición. ¿Qué le pareció?

-Este año ha dado un salto porque han venido equipos con más nivel.

-La prueba pasó por su pueblo.

-Fue un momento súper bonito y nunca lo olvidaré. Doy las gracias a todo el pueblo porque no esperaba que hubiera tanta gente animando. La gente me sigue bastante.

-Ahora forma parte del Movistar. ¿Siente que forma parte de la mayor estructura del mundo?

-Sí, fue una sorpresa. La verdad es que no podemos pedir más, porque tenemos todos los recursos que tienen los chicos. Es una apuesta fuerte por el ciclismo femenino y creo que va a dar que hablar. Hasta el momento, nadie había apostado tan fuerte por el ciclismo femenino y es lo que necesitaba España en este momento, alguien que apoyara a las ciclistas españolas para que podamos demostrar que también podemos estar a nivel internacional, como hemos hecho en la Setmana Ciclista. Mi compañera Alicia González fue tercera en la general. Dudo que haya otra más fuerte. Creo que esto es lo máximo.

-Dice que cuentan con los mismos recursos que los hombres. ¿Pero cuáles son las diferencias salariales?

-La igualdad es un tema de repercusión. Pero en cuanto a recursos de material y facilidades, hemos tenido desde el primer día los mismos que todos los chicos. Somos ahora diez ciclistas más del equipo. Los sueldos son los que son dentro del ciclismo femenino, pero en los otros temas estamos igual.

-¿Podrán alcanzar la igualdad?

-Yo creo que no lo veré, porque hay mucho trabajo por hacer para que el trato a las mujeres sea el mismo que a los hombres en cuanto a sueldos. Pero también es verdad que el ciclismo femenino no tiene la misma repercusión y es normal que no esté en igualdad de sueldos. No renta lo mismo.

-¿Ahora se le puede considerar profesional a todos los efectos?

-Ahora mismo tenemos seguros, estamos cotizando y tenemos un sueldo. Es un trabajo. Ya no es una afición.

-¿Cómo surge este proyecto?

-Ni idea. Jorge Sanz -actual director deportivo del Movistar femenino- me llamó y me dijo que había un proyecto importante en España y que le gustaría contar conmigo. No me dijo que era Movistar, aunque yo lo intuía.

-¿Y cómo se quedó?

-Fue en agosto, la noche antes del Europeo. Jorge me envió un mensaje para desearme suerte y decirme esto. Y esa noche casi ni dormí pensando qué podía ser.

-¿En ese momento, se estaba planteando marcharse al extranjero?

-Sí, estaba buscando un equipo en el extranjero. En el equipo español en el que estaba, Lointek, me encontraba muy a gusto, pero no teníamos ese calendario internacional que se necesita para estar al nivel de las mejores. Y para estar a ese nivel, tienes que correr fuera. Estaba buscando equipo para salir, estar corriendo con ellas y ver hasta dónde podía llegar.

-Usted ha defendido a la selección española tanto en juveniles como en categoría élite. ¿En Lointek no era profesional?

-Nos daban una ayuda, pero dentro de las posibilidades. No era para dedicarte a ello.

-Anna Sanchis era la principal representante el ciclismo valenciano femenino, pero se retiró el año pasado. ¿Pretende convertirse en el nuevo referente?

-Ojalá pudiera, pero aún quedan muchas carreras que hace. En Valencia sólo estaba Anna Sanchis corriendo internacionalmente y siempre la he seguido.

-También ha competido en ciclocross, llegando a proclamarse campeona de España sub-23 en 2015.

-Llevaba cinco temporadas corriendo ciclocross, pero este año he decidido apostar fuerte por la carretera porque no se puede dejar pasar una oportunidad como la de Movistar. Hasta el año pasado lo he compaginado.

-En la Comunitat sólo hay un equipo volcado con el ciclismo femenino, el Hyundai Koryo Car. Pero tiene categoría UCI.

-Es muy difícil conseguir un presupuesto para sacar un equipo UCI en condiciones. En la Comunitat podemos estar contentos porque somos muchas chicas las que corremos y a un buen nivel, pero no hay un patrocinador que apueste. Sólo había dos equipos UCI en España y te tenía que ir al País Vasco. Ahora, con Movistar, hay tres.

-¿A pesar de todo, el ciclismo femenino crece en la Comunitat?

-Creo que sí. Hay ciclistas buenas y están dando el salto a otros equipos. Se está siguiendo una buena línea y hay nivel.

-¿Ha compaginado el deporte con estudios o empleos?

-Empecé la carrera de Fisioterapia, pero lo que me gusta es el ciclismo y quería intentar llegar al nivel para estar un equipo donde pudiera vivir de esto unos años. He estado tres años sin estudiar ni trabajar, pero ahora ha llegado la recompensa y voy a aprovecharla.

Fotos

Vídeos